Saf significado bíblico

saf

Definición. El significado bíblico de saf, es gigante del grupo de los filisteos. El término viene dado del hebreo y se traduce por umbral. Además, también se le conocía como Sipai y figura dentro de uno de los relatos de Samuel. En donde, Sibecai quien era uno de los valientes de David, logra derrotarle.

Por su parte, saf fue un gigante muy poderoso en su tiempo, perteneciente a uno de los campamentos de la raza Harafa. Sin embargo, su fuerza y poder no fueron suficientes cuando se enfrentó a uno de los guerreros ungidos por Dios.

Los gigantes y el pueblo de Jehová

En los tiempos antiguos, existió un grupo de filisteos que siempre le proclamaban la guerra al pueblo de Israel y que irrumpían en sus actividades. Así fue, como uno de los suyos quiso enfrentarse a David e intentó matarle con la punta de su lanza.

También, se nos relata la historia de Goliat, del linaje de saf, que pretendía desafiar a Dios y a sus ordenanzas. Sin embargo, sobresalieron muchos otros que estaban en guerra con los hijos de Israel y que pertenecían a los filisteos. Estas personas ocuparon gran parte de la costa sur de Canaán y se les conocía como los pueblos del mar.

Se trataba de rebeldes judíos que se dejaban influenciar por los bienes materiales y no tenían ningún tipo de respeto hacia el Padre Celestial. De hecho, en el libro de Samuel, sobresalen diversos pasajes que señalan la mala relación que tenían los gigantes en la época del rey David.

Saf y los temibles gigantes filisteos

Aparte de saf, sobresalieron otros tres colosales en los que no se incluye a Goliat. Todos ellos, estaban en firme oposición a Dios y sus historias aparecen tanto en el libro de las crónicas, como en el de Samuel. Uno de los más destacables, fue Isbi-Benob, aquel con el que David no pudo acabar.

Dado que, se encontraba cansado y mientras dormía, se le acercó para atacarle. Sin embargo, Abisai se percató de esto y salió a su rescate. Un suceso que nos demuestra que es importante estar alerta ante la presencia del enemigo. En este caso, los gigantes como saf aprovechaban cualquier oportunidad con el fin de atacar a los hombres de Dios.

Asimismo, saf representa todo aquello que corrompe nuestro espíritu y nos hace caer como si se tratase de un hoyo profundo del cual es imposible salir.

Subir