Escudero significado bíblico

escudero

Definición. El significado bíblico de escudero es el asistente que acompañaba a un caballero para llevarle las armas y el escudo. Por lo general, esta persona pertenecía al ejército militar de un pueblo o la casa real. Su labor consistía en permanecer junto a su señor en todo momento, frente al peligro y tenía que obedecer sus órdenes.

¿Qué personajes tuvieron un escudero?

En las santas escrituras se mencionan a varios hombres, quienes emplearon a un ayudante para que cumpliera este trabajo. Era habitual que se seleccionara entres los soldados más valientes y se llegaron a convertir en sus leales acompañantes. Uno de ellos, fue el escudero de Saúl, quien estuvo a su lado hasta su último suspiro.

En una de las batallas contra los filisteos, sus enemigos les dieron muerte a sus hijos y lo hirieron de gravedad. Como era la costumbre, si aquellos soldados lo agarraban vivo, podían causarle mucho dolor y vergüenza. Por eso, le pidió a su ayudante que lo traspasara con una lanza. Debido al cariño que le tenía, no pudo darle muerte a su amo, a pesar de la orden que se le había dado.

Abimélec, el rey de Siquem se caracterizó por un gobierno violento. Cuando atacó a la población de Tebez, acorraló a todos los habitantes en la torre con el objetivo de quemarlos. Sin embargo, una mujer logró lanzarle una piedra de molino en la cabeza. Aunque le partió el cráneo, no murió. Por eso, llamó a su escudero para qué lo traspasará con una lanza y no se dijera que una mujer lo mató.

¿Cuáles eran las funciones del escudero?

Además de obedecer a su amo, estos ayudantes debían rematar el trabajo que hacían sus superiores. Jonatán. Así como su padre, tenía grandes habilidades para la guerra. Las escrituras mencionan que era muy veloz y podía trepar de manos y pies. Cuando asesinaba a los soldados enemigos, su asistente en ocasiones era quien daba el golpe de gracia.

Por otro lado, mientras peleaban contra los filisteos, los israelitas perdieron la primera batalla. Luego, Jonatán y su escudero lograron pasar hasta el campamento de los enemigos y en poco tiempo mataron al menos 20 hombres. Esto causó tanto terror entre los soldados que Jehová le dio la victoria a su pueblo.

Otro que se desempeñó en este cargo, fue David. Cuando Dios le quitó su espíritu al rey, lograba obtener paz por medio de la música del joven. Además, le tomó tanto cariño que lo hizo su escudero por un tiempo.

Subir