Talita significado bíblico

talita

Definición. El significado bíblico de Talita es Tálitha Cúmi. Esta frase indica una orden que dio el Mesías a una niña muerta, a la que le dijo: 'Jovencita, te digo: ¡Levántate!'. El término es uno de los pocos que se registran en las santas escrituras, donde se expresa de manera exacta las palabras de Jesús.

¿Por qué el hijo de Dios utilizó la expresión Talita?

Mientras Jesucristo cumplía su ministerio, un hombre llamado Jairo, presidente de la sinagoga, se le acercó a hacerle una petición. Él quería que el Mesías lo acompañara a su casa, donde se encontraba su joven hija en mal estado de salud. La desesperación de este padre era tan evidente que le cumplieron su solicitud.

Mientras andaban en el camino, llegaron unos mensajeros a avisarle a Jairo que no molestara más al maestro. Esto se debía a que la niña ya había fallecido. A pesar de eso, Jesús decidió seguir hasta el hogar del hombre. Al llegar todos estaban llorando y gritando. Él les dijo que no debían hacer ningún alboroto porque la niña se encontraba durmiendo.

La mayoría de los presentes comenzaron a reírse con desprecio. Sin embargo, el padre tenía fe en las obras del Maestro, porque ya él lo había tranquilizado en el viaje. Jesús no permitió que todos sus seguidores lo acompañaran a excepción de Pedro, Juan y Santiago. Ellos ayudaron a Jairo a sacar a las personas de la casa.

Cuando solo estaba la niña, los padres, los tres discípulos y el Mesías tomó la mano de la jovencita y le dijo: 'Talita Cúmi'. Esta frase, que es una combinación del hebreo y arameo, indicaban la orden de levantarse de su sueño profundo o de la muerte. Ella se puso de pie y camino, asombrando a todos los que la veían.

¿Por qué Marcos es el único evangelista que menciona la expresión Talita?

Hay que recordar que los testigos oculares del suceso eran pocos. Aunque Mateo y Lucas hablan sobre lo ocurrido, indican las palabras exactas de su Maestro. Sin embargo, Pedro, uno de los presentes en la resurrección de la jovencita, pudo haberle contado ese detalle al escritor. Por eso, él mencionó la frase Talita Cúmi.

Esto no se debería considerar como una contradicción de los autores de los evangelios. Al contrario, es una evidencia de que cada persona puede percibir un mismo hecho de una manera diferente. Además, a los testigos oculares se le graban detalles, que a los otros se les pasa por alto.

Subir