Tiesto significado bíblico

tiesto

Definición. El significado bíblico de tiesto, alude a un trozo de vasija rota. También a un pedazo de vasija de barro, tejuela o casco. O frasco entero. Otra posible connotación está relacionada con un vocablo árabe que hace referencia a raspar o rayar.

Hallazgos de la arqueología

Gran parte de los descubrimientos en sitios de la antigüedad, han encontrado porciones de vasijas rotas. Algunos de esos trozos corresponden a pedazos de cucharas, usados en la extracción del agua. También de forma de rastrillo, utilizados para recoger cenizas.

Por otra parte, han encontrado palabras escritas sobre estos fragmentos de vasijas de barro. Esto se debe a que en el Medio Oriente y Mesopotamia se empleaba este material para escribir. Por otro lado, en trozos de piedras calizas han descubierto dibujos y escritura jeroglífica.

Además de poemas, textos de enseñanzas y contratos legales, como los matrimoniales y transacciones de negocios. Muchos de ellos son de la época de Moisés, cuando estaban como esclavos en Egipto. Otros son del tiempo de Jeroboán II, encontrados en las ruinas del palacio real de Samaria.

En ellos se hayan escrito, ciertos nombres como el de Jehová, y el de Baal. Asimismo, contienen un registro de la producción vinícola y las designaciones de algunos lugares muy destacados de aquel entonces.

Referencia de la expresión tiesto en las escrituras

En la Biblia existen pasajes donde se cita este término en las ilustraciones. En uno de los Salmos, el rey David lo emplea en sentido figurado. Él, angustiado, comparó su agotamiento emocional a los fragmentos de vasijas de barro. Siendo esta ilustración muy clara debido a que el tiesto se endurece en la cocción y queda quebradiza seca.

En la época de Salomón era habitual recubrir las vasijas con vidrio. Este era un método del vidriado muy conocido. Y en uno de los proverbios se emplea esta expresión para comparar el corazón arrogante de alguien, que ocultas malas acciones.

También, se menciona la frase vasija de barro, o tiesto, en los mensajes de juicio contra Jerusalén y Samaria, quienes beberían en trozos de barro. Esas ciudades habían incurrido en la apostasía. Motivo por el cual, el Altísimo las castigaría de forma severa.

Por otra parte, se cita de la expresión para aludir a la actitud del ser humano frente a Dios. Cuando el hombre se queja o contiende contra el todopoderoso. Se compara al hombre como una vasija de barro frente a su formador o creador, Jehová, Dios.

Subir