Petra significado bíblico

petra

Definición. El significado bíblico de Petra es ciudad esculpida en piedra. Estaba ubicada en las montañas de Edom en el Asia occidental.

La Biblia menciona que Esaú se mudó a la región montañosa de Seír. Esta correspondía con el territorio de Petra. A él se le llamó también Edom. La Biblia aludió a los edomitas como si fueran águilas, estos vivían en sitios inalcanzables. Las montañas les proporcionaron una defensa natural. Luego los nabateos conquistaron la zona.

Comercio de Petra

Los nabateos se asentaron en esta tierra en la última etapa del siglo VI a. E.C. Después, construyeron la ciudad. Estaba situada en un sitio estratégico comercial. A ella llegaban caravanas provenientes de Damasco, el golfo Pérsico y Gaza. Algunas estaban cargadas con especias y perfumes muy valiosos. Esta ciudad formó parte de la ruta de la seda.

Los viajes a través del desierto duraban semanas. En Petra encontraban alojamiento, agua y alimento. Ninguno de estos servicios era gratis, así que la ciudad cobraba impuestos. Pero el dinero que los mercaderes invertían aquí lo recuperaban después. Cuando vendía su mercancía en las metrópolis europeas.

Ingeniería y arquitectura en Petra

Este asentamiento fue famoso por su sistema de canalización de aguas. En la región, el promedio de lluvia es muy escaso. Solo de 15 centímetros de agua al año tampoco existían riachuelos en los alrededores, pero cavaron canales.

Construyeron represas y depósitos en la piedra. Cada gota de lluvia que caía en los alrededores de Petra se almacenaba. Fue tan exitoso este sistema que lograron cultivar sus propios sembradíos. Además, tenían manadas de camellos. Petra se convirtió en un lugar próspero.

Los nabateos eran diestros en la arquitectura. Excavaron en las colinas rocosas de color rojo. Una de las zonas más impresionantes fue el siq. Este era una entrada angosta. De un kilómetro y medio de largo. Al final del camino se hallaba la ciudad de Petra. Hicieron casas con diversas habitaciones. También cavaron panteones y edificios religiosos. Sus fachadas eran enormes y muy elaboradas. Todas las construcciones tenían diseños asimilados de países como Siria, Egipto o Arabia.

Esta fue la época dorada de la ciudad. Luego fue conquistada por los romanos. Con el tiempo sus habitantes la abandonaron. Se desconoce la razón. Se cree que un terremoto dejó a la ciudad en ruinas. Un explorador llamado Johann Ludwig Burckhardt descubrió sus restos en el año 1812 E.C. Hoy es un centro turístico de Jordania.

Subir