Perjurio significado bíblico

perjurio perjurar mentir

Definición. El significado bíblico de perjurio es hacer bajo juramento una promesa con intensión de no cumplirla. Sin embargo, esta palabra puede aplicarse en diversos contextos. Bien sea, al que se rompa una promesa que se ha hecho en un momento previo o porque se jura con falsedad.

Vídeo sobre el significado bíblico de Perjurio

https://www.youtube.com/watch?v=yYiRhx14AoM

Por lo general, se lleva a cabo dicha acción en nombre de lo divino y la de supremacía. Por tal razón, cuando se dice mentiras estando bajo esta condición, se efectúa una ofensa. Adicional, se incluye entre las leyes que el Todopoderoso nos ordena.

Segundo mandamiento de la Ley de Dios

El Creador entregó a Moisés los diez preceptos que regirán su ley, entre los cuales se encuentra el segundo mandamiento. Este hace referencia al uso del nombre de Dios en vano, refiriéndose de manera indirecta al acto de cometer perjurio. Sin embargo, en las antiguas escrituras son varios los personajes que desobedecen.

Es importante conocer que existen diferencias entre jurar y perjurar, lo segundo es hacer una promesa con mentiras. Mientras que en otros diccionarios contemplan que cometer perjurio es prometer, pero añadiendo un componente que genera más fuerza a dicho juramento.

Es más grave y tiene mayor culpabilidad quien realiza esa promesa, teniendo el conocimiento que por alguna razón no la va a cumplir. También se efectúa perjurio, cuando prometes en el nombre del Altísimo llevar a cabo algo que sabes que está mal. Lo cual denota una gran contradicción, puesto que Dios no es testigo del mal que harás.

Recurrir a este acto de jurar, debe ser tomado como algo excepcional. Sin embargo, en estos tiempos es cada vez más común que la gente jure en nombre de Jehová en su día a día. Es por ello que en la Biblia, en algunas cartas a los corintios, se leen expresiones donde se coloca a Dios como testigo.

Diferencia entre blasfemar y perjurio

Dicho de una misma forma, ambos hacen referencia a mentir, pero existen detalles que son los que marcan la diferencia uno de otro. Cuando se habla de una persona blasfema, es porque es mentirosa o no dice la verdad.

Mientras que el perjurador, es quien toma el nombre de Dios al momento de hacer una promesa que no tiene intención de realizar o que más adelante va a romper. Esto se considera pecado contra Dios, puesto que él siempre cumple lo que promete.

Subir