Merib-baal significado bíblico

merib baal

Definición. El significado bíblico de Merib-baal, es hombre que era hijo de Jonatán, nieto del rey Saúl y padre de Miqueas. Sus registros aparecen en el libro de las Crónicas.

Asimismo, se conoce a otro personaje que se desempeñaba de abogado y que se le catalogó por ser un héroe. Pues, se enfrentó a Baal. Aunque, también se le llama como Mefiboset en los textos que tienen cabida en el segundo libro de Samuel.

En tanto que, en los escritos de las Crónicas se le cataloga a Merib-baal como Meribbal o Meribaal. Tales términos hacen mención al hijo de Jonatán, descendiente del linaje de Saúl. Y que a la par, presenció la muerte de su padre y abuelo cuando tan solo tenía cinco años de edad.

Es por eso, que su nodriza se enteró de lo acontecido, y quiso resguardarle en un sitio seguro. Sin embargo, se encontraba bastante angustiada y por error, dejó caer a Merib-baal al piso, lo que le hizo quedar cojo durante el resto de su vida.

David y Merib-baal

Sabemos que el rey David fue el sucesor de Saúl por medio de un decreto procedente de la divinidad del Altísimo. Una vez que se le proclamó como la máxima autoridad del pueblo de Israel, quiso conocer más respecto a la casa procedente del abuelo de Merib-baal.

Todo ello, como un gesto amable en recuerdo de la amistad que les unió en vida, en conjunto con Jonatán. De tal modo, obtuvo noticias procedentes de Sibá en las que se le relató la existencia de Merib-baal, el niño que se encontraba en la casa de un hombre que le proporcionó refugio. El cual, tenía por nombre Maquir, descendiente de Amiel que residía en la región de Lo-Dabar.

Así pues, David tomó la decisión de ayudar a Merib-baal estando al tanto de que estaba enfermo y de su cojera. Por ende, le proveyó todos los bienes que eran de su abuelo y le acogió en su palacio como si se tratase de otro miembro más de su familia.

De este modo, surgió una amistad entre David y Merib-baal que permaneció durante largo tiempo. Ya que, este personaje le dejó incluso sentarse en su mesa en conjunto con sus hijos. También, le proporcionó todas las comodidades necesarias para su subsistencia.

Por tal razón, Merib-baal fue un hombre próspero de su linaje, en donde, sobresale la figura de Micá, quien le legó una abundante descendencia.

Subir