Meriba significado bíblico

meriba

Definición. El significado bíblico de Meriba es riña, disputa o queja. Este es el nombre que se les dio a dos lugares, en el tiempo en el que los israelitas vagaban por el desierto. El responsable de asignar ese término fue el caudillo Moisés, quien tuvo que enfrentarse a la actitud rebelde del pueblo.

¿Por qué se le llamaba Meriba al monte Horeb?

Poco tiempo después de que los israelitas salieran de la esclavitud en Egipto, Jehová ya les mostró muchas veces su poder. Antes de llevarlo a la tierra que les había prometido a sus antepasados, tuvieron que hacer un viaje para encaminarse a esa zona. Llegando a las cercanías de Refidim, la nación comenzó a quejarse con Moisés.

Todas las familias estaban sin agua, se sentían cansados y sedientos por la larga caminata. Así que, empezaron a extrañar las cosas que habían abandonado en el hogar de sus captores. Manifestaron que era mejor que lo hubiesen dejado allá, donde tenían agua para sus familias y animales. Con eso, demostraban que todavía no veían a Jehová como su protector.

Por eso, Dios le indicó a Moisés que debía convocar a algunos de los ancianos y tomar la vara con la que había tocado el río Nilo. Ellos tenían que caminar hasta el monte Horeb y golpear una roca. De ella saldría suficiente agua para todos los israelitas. Así que, Moisés llamó a este sitio Masá que significa: prueba, y Meriba que se define como: riña.

¿A qué otro lugar se le llamó Meriba?

Cerca de Qadés, el pueblo vivió una experiencia similar a la anterior. Tenían mucho tiempo andando en el desierto y se les agotó el agua. Por lo que, una vez más, se quejaron por haber salido de Egipto. Incluso manifestaron su deseo de que se les hubiese dado la muerte unos años antes.

Ante esta situación, Jehová les dio las mismas instrucciones a Moisés y Aarón. Hay dos grandes diferencias con la vez anterior. La primera es que estaban en Qadés. La segunda, es que cuando golpearon la piedra para que saliera el agua, no le atribuyeron la gloria y el poder a Dios.

Como estos hombres no santificaron a Jehová por este milagro, ambos perdieron el privilegio de pasar a vivir en la tierra prometida. Sin embargo, a ese lugar también se le llamó Meriba por la discusión que hubo en el sitio.

Subir