Masah significado bíblico

masah

Definición. El significado bíblico de Masah quiere decir, examen o prueba. Es probable que el nombre se deba a los sucesos milagros que ocurrieron en esa zona y que pusieron aprueba la fe del pueblo de Dios.

Vídeo sobre el significado bíblico de Masah

https://www.youtube.com/watch?v=w_Qq-ovLgbI

Registro bíblico sobre el término Masah

En las escrituras se menciona la expresión, en la advertencia que hace un salmista a los israelitas. Al decirles que no se hicieran tercos como ocurrió en Masah. Allí la nación de Israel, murmuró porque no tenían agua. Tal acción demostró falta de fe en su creador. Este les había provisto de todo durante los 40 años que vagaron por el desierto.

También, en otros pasajes de la Biblia se hace referencia de esta misma ocasión. Se aconseja a la nación cuidar su corazón para que no se endurezca y olvide las buenas obras realizadas por el todopoderoso. Enfatizando lo ocurrido en la región de Masah. La murmuración fue una actitud que los llevó a provocar la cólera de Dios.

El nombre de este lugar se le relaciona con Meriba, porque en las escrituras se mencionan juntos. Pero no hay indicios certeros que se trate del mismo sitio. O que sea una población ubicada en las cercanías de Masah. Es probable estén aludiendo a Meriba en Cades.

Suceso ocurrido en Masah

En la Biblia se narra la ocasión cuando los israelitas pusieron a prueba a Jehová. A causa del murmureo, alegando que morirían por la falta de agua. En ese momento y por orden del Dios verdadero, Moisés golpea la roca. Y de pronto comienza a salir el fluido milagroso.

El agua fluyó como un río en una zona desierta. De allí que este caudillo de creador, designe a aquel sitio con el nombre de Masah. Luego de dicho suceso y antes de su muerte, Moisés da sabios consejos al pueblo. Les dice que no pongan a prueba a Jehová ni lo enfurecieran. Y alude a aquella situación.

Después de bendecir a los residentes, refiere de nuevo ese acontecimiento. Esta vez indica que ese evento fue una prueba para los descendientes de Leví. Sobre todo a las cabezas de esa raza, como Moisés y Aarón. Ellos estaban al frente guiando a la nación.

Por lo que no debió de ser fácil tener que lidiar con las habladurías de la multitud y sus quejidos. Alterando a toda la asamblea. Así como también, demostraron que les faltaba fe en que Dios no los abandonaría. Supliría cualquier necesidad porque tiene el poder de hacerlo.

Subir