Juan el bautista significado bíblico

juan el bautista profeta martir

Definición. El significado bíblico de Juan el Bautista se refiere al profeta, primo de Jesús de Nazaret. Lo conocemos por su gran entrega al anuncio en la venida del Mesías. También sabemos que se dedicó a bautizar a los creyentes, para la purificación de su espíritu.

Este personaje fue el precursor de la buena noticia, ya que desde antes de su nacimiento, sabía sobre la llegada del elegido. Juan el Bautista, fue el hijo de Zacarías e Isabel, prima de la Virgen María, quien era estéril y muy avanzada de edad.

Anuncio de la venida de Juan el Bautista

La historia nos revela, que Zacarías, se quedó mudo cuando se le apareció el ángel Gabriel. Este descendió del cielo a entregar un recado del Señor, el del embarazo de Isabel.

El mensajero de Dios, también le dijo al hombre, que el niño debía ser llamado Juan. Por ese motivo, su llegada al mundo estaba bendecida desde el principio.

Este peculiar vínculo con nuestro Señor, lo observamos en el pasaje bíblico que nos relata la visita de la Virgen María a su parienta Isabel. Ya que la Biblia, nos narra que la criatura en su vientre alto de gozo cuando llegó la madre de Cristo.

Juan el Bautista muere como mártir

El precursor de Jesús de Nazaret, desde temprana edad se dedicó a anunciar la venida del Mesías. Así, perteneció a la secta de los esenios, la cual lideró, como parte del grupo de los bautistas. Debido a su misión, tuvo una vida difícil, habitaba en el desierto y vestía ropajes hechos con piel de animales.

Por ese motivo, se dedicaba a liberar el alma de pecados en el río Jordán, lugar donde bautizó a Jesús de Nazaret, apareciendo una señal en el cielo. Entonces, Juan el Bautista, no tuvo duda de que estaba en presencia del cordero de Dios.

El anuncio de la buena noticia, retumbó en las paredes del palacio, iniciando una persecución contra el profeta. Algunos lo confundían con Jesús, pues el movimiento de Cristo, se llevó a cabo en simultáneo. La potencia del mensaje de Juan, ocasiono que Herodes ordenara su arresto.

Durante un festejo real, el gobernante ofrece a su hijastra, Salomé, el obsequio que quiera. Esta joven, consulta a su madre Herodías, quien, por su odio, le sugiere que pida la cabeza de Juan el Bautista en una bandeja. De inmediato, ordenó al verdugo ir a la celda del profeta, donde lo decapitaron.

Subir