Apolos significado bíblico

apolos predicador cristiano

Definición. El significado bíblico de Apolos hace referencia a quien conocemos como el primer predicador del cristianismo que llegó a Éfeso. Se caracterizó por ser de ferviente espíritu y muy instruido en las enseñanzas que nos dejó Jesús de Nazaret, específicamente lo relacionado con el bautismo de Juan.

A pesar de su efusividad al momento de predicar en la sinagoga de Éfeso, el conocimiento de Apolos era limitado. Esto se debe a que solo manejaba lo que aprendió de Juan el Bautista, pregonando el arrepentimiento y fe en el Mesías. Esta limitación surge por su desconocimiento en cuanto a las especificaciones de la muerte y resurrección de Jesús.

Preparación cristiana de Apolos

Tuvo la suerte de conocer a los fabricadores de tiendas Aquila y Priscila, quienes eran muy amigos de Pablo, estos lo instruyeron sobre la vida de Jesús. De esta manera, Apolos obtuvo un conocimiento más amplio sobre nuestro Señor Jesucristo y estaría listo para recorrer ciudades llevando su mensaje.

Debido a la participación que tuvieron Aquila y Priscila en la formación de Apolos, estos tres han sido considerados santos por algunas sectas protestantes. Sin embargo, la Biblia solo los menciona en algunos pasajes y la Iglesia no los ha considerado en estos la divinidad de los Santos.

División entre fama y verdad de Apolos

Se ha reconocido a Apolos como un extraordinario predicador cristiano, siendo instrumento de Dios para esparcir su mensaje. Debido a su personalidad, desde el principio había ganado fama entre los habitantes de Corinto. Por ese motivo, cuando regresó a la ciudad ya contaba con seguidores, no por el mensaje, sino por su forma de ser.

Esto generó divisiones al momento de evangelizar, haciendo a un lado a Pablo y Pedro en Corinto. Pues, ya existía un grupo de habitantes que lo veían como su mentor espiritual, enfocándose en el hombre y no el mensaje que este llevaba. Desnaturalizando la figura del mensajero, situación que lamentablemente aún vemos en nuestra Iglesia.

A pesar de todo, Pablo siempre consideró a Apolos como un gran amigo y colaborador. Por ello, en la carta que dirigió a Tito, pide por el éxito del viaje de Apolo hacia Creta, siendo esta la última mención de este en la Biblia.

Algunos creen que Apolo regresó a Éfeso para seguir sirviendo a la Iglesia, sin embargo, son solo conjeturas, ya que de ello nada dice el Texto Sagrado. Otros atribuyen a Apolos la autoría del libro de Hebreos, de lo cual tampoco existe ningún registro, pues este libro es de autor desconocido.

Subir