Abías significado bíblico

abias

Definición. El significado bíblico de Abías es 'Mi padre Jehová'. En varias ocasiones en la Biblia se usa este nombre con la abreviatura Abí o con la variante Abiyam. Entre las personas que tuvieron ese nombre destacan el segundo hijo del profeta Samuel. Su padre al envejecer los nombró a él y a su hermano mayor Joel como jueces de la nación de Israel en Beer-Seba. Sin embargo, no lograron mantenerse fieles a sus responsabilidades.

Más bien, pervirtieron el juicio aceptando sobornos, y juzgando de manera injusta. Por no seguir los pasos de su padre, los ancianos de la nación se reunieron con  Samuel. En esta reunión le solicitaron al profeta que les nombrará un rey, como los que tenían las naciones vecinas.

Personajes de la Biblia con el nombre Abías

Un sacerdote descendiente de Aarón fue otro personaje resaltante que llevó el nombre de Abías. Él fue cabeza de una de las casas paternas de la nación durante el reinado de David. En ese período se estableció que el sacerdocio del santuario, estaría a cargo de veinticuatro divisiones procedentes de la tribu de Leví.

Cada una debía prestar sus servicios una semana cada seis meses. La casa paterna de Abías encabezaba la octava división. Desde ese momento se le conoció como la división de Abías. El sacerdote Zacarías, padre de Juan el Bautista pertenecía a esta división.

Por otro lado, uno de los hijos de Rehoboam también conocido como Abiyam, llegó a ser el segundo rey de las dos tribus de Judá. Esto fue desde 980 al 978 antes de la era cristiana. Era descendiente del trono por ambos padres y formó parte de la decimosexta generación en el linaje real de Jesucristo, contando de la generación de Abraham.

Abías hijo del rey Jeroboán I

Otro personaje bíblico con el nombre Abías fue el hijo del rey Jeroboán I, su padre tuvo un comportamiento terrible. Su apostasía fue tan desagradable a los ojos de Dios, que este juró que acabaría con él y todos sus descendientes. Por eso, su hijo a muy temprana edad enfermó terriblemente.

El rey para ocultar su desgracia, disfrazó a su esposa y la envió a Siló a consultar al anciano y ciego profeta Ahíya. Sin embargo, Dios le indicó al profeta que debía declarar el exterminio de todos los herederos varones de Jeroboán. Así que todos sus hijos murieron y Abdías fue el único que fue enterrado honorablemente. La razón de esto es que Dios encontró algo bueno en su corazón.

Subir