Héber significado bíblico

heber

Definición. El significado bíblico de Héber es compañero. Este nombre se utilizó en personas que vivían en el pueblo de Israel y en otras naciones vecinas. Por lo general, los hombres que portaban este nombre y sus familiares, eran pacíficos. No hay ningún registro que indique que iniciaron un conflicto y menos que fueran responsables de una injusticia.

Vídeo sobre el significado bíblico de Héber

¿Qué relación existía entre Héber y Jacob?

Uno de los hijos del patriarca se llamaba Aser y era el abuelo de Héber, por medio de su padre Berías. Cuando los israelitas estaban pasando por el período de siete años de hambruna, algunos de los hijos de Israel fueron a Egipto a conseguir provisiones. El encargado de la distribución y venta de alimentos era su Hermano José.

Este alto funcionario del gobierno del faraón, los invitó a vivir en el país. Ellos debían traer a su padre y al resto de los miembros de su casa, para que no murieran de hambre. Aser llevó a su hijo Berías y a sus nietos Héber y Malkiel. Después de la muerte de José, estas personas tuvieron que someterse a los egipcios y pasar a ser sus esclavos.

Por otro lado, había un hombre que pertenecía a la tribu de Judá que se le llamó Héber y era el padre de Socó. No se tiene la claridad, si este era un lugar o si en realidad era su descendiente. Lo cierto es, que al igual que el hijo de Berías, ambos se convirtieron en cabezas de las casas paternas del pueblo.

¿Cómo ayudó la esposa de Héber, el quenita a los israelitas?

En los días de los jueces, el ejército cananeo oprimía con dureza al pueblo de Dios. Con el objetivo de detener la injusticia, Jehová le indica a Débora que debe buscar a Barac para que liderara a los hombres.

Él aceptó la comisión de enfrentar a los enemigos siempre y cuando la profetiza los acompañara al campo de batalla. Gracias a la ayuda de Dios, los israelitas les dieron una derrota aplastante a los malvados.

Ahora bien, el jefe del ejército, Sísara logró escapar y trató de esconderse en la casa de Héber, lugar donde Héber usó para alejarse de los descendientes de Hobab, de los ceneos y del suegro de moises. Por otro lado, ya que Sísara y Heber estaban en paz. Jael lo dejó pasar a la tienda y le dio de comer. Cuando vio que se quedó dormido, tomó una estaca y un martillo y se lo enterró en la cabeza. Así se cumplieron las palabras de Débora.

Subir