Judía significado bíblico

judia

Definición. El significado bíblico de Judía, corresponde al término en femenino de los miembros de una etnia que pertenecen a la ciudad de Judá. El apelativo no se menciona en el registro de las escrituras anterior a la caída del reino de las diez tribus de la nación de Israel.

Vídeo sobre el significado bíblico de Judía

https://www.youtube.com/watch?v=SOhBvxGLEEE

Referencia del término judía

En la época del profeta Ezequías e Isaías, se utilizó la expresión como un adjetivo referido al idioma de la nación judía. Además, al reino meridional se le llamó Judá y a los habitantes de esa región, se les conoció como los hijos de Judá o los de la tribu de Judá. El profeta Jeremías fue el primer escritor de la Biblia que usó la palabra.

En esta ocasión lo empleó para hacer referencia de forma directa a la nación de Judá. Luego del exilio del pueblo de Israel, se siguió usando para describir a todos los israelitas repatriados. También se aplicó a los hebreos dispersados, así se diferenciaban de los gentiles.

Cuando estos aceptaban la fe verdadera, se les llamaba judíos. Por otro lado, en las escrituras hebreas, se cita la expresión residente forastero, para aludir a quien aceptaba la religión de los judíos.

De igual modo, en las escrituras Griegas cristianas, se les conoce a estos como prosélitos. También, se cita de la frase cuando, en los días de Jesús, Pilato manda a poner una inscripción sobre el madero, donde se referían a él como el rey de los judíos.

Empleo figurativo del término judía en la Biblia

El apóstol Pablo lo utilizó con referencia al orgullo equivocado de los judíos. En esa oportunidad les hizo ver que no era judío, el carnal, que confiaba en sus propias obras, sino el circunciso de corazón. Con ello expresó que la verdadera alabanza a Dios es aquella que nace de un corazón sincero.

De ese modo empleó el significado del nombre judío para mostrar el motivo de la adoración verdadera. Asimismo, se cita de la frase en la época de la congregación cristiana del siglo I, para dejar en claro que la nacionalidad no es relevante. Si no que lo importante es quien adora a Jehová en unión con cristo Jesús.

Por otra parte, el propio Jesucristo también aludió al nombre cuando dirigió palabras de encomio a la congregación de Esmirna. A ellos les dijo que conocían sobre las blasfemias, al decir que eran judíos, pero en realidad no serlo. Dando a entender que se creían justos por obedecer un código escrito por mera apariencia. Sus actos demostraban que procedían de satanás, eran hipócritas.

Subir