Hereje significado bíblico

hereje

Definición. El significado bíblico de hereje es una persona que construye y reproduce un pensamiento que va en contra del dogma cristiano. Es decir, un individuo que se opone a la enseñanza de la iglesia del Señor, la Santa Biblia y demás elementos sagrados. No se debe confundir el concepto con 'ateo' o 'agnosticismo', pues, los herejes suelen también ser religiosos, pero contrariando las ideas de Jesús.

¿Cuál es el origen de la palabra hereje?

El término como tal es un adjetivo que se desprende de 'herejía', expresión que proviene del latín 'haeretĭcus' y del griego 'hairetikós'. Ambos vocablos se traducen a manera literal como 'libertad o libre de elegir'. Varios estudiosos determinan que el término en griego también significa 'secta' o 'fracción'.

El papa Alejandro VII en el siglo XVII acuñó el vocablo bajo el concepto de 'defensa de ideas contrarias a la tradición y magisterio'. En la iglesia católica se catalogó como herejes a todos los sectarios que iniciaron su separación del templo de Dios. Uno de ellos fue Martín Lutero, líder del e inspirador del protestantismo contra la iglesia católica.

En la edad media se popularizó el concepto de 'herejía' durante la época de la Santa Inquisición. Todo aquel que contrariaba las buenas costumbres e impulsaba revoluciones en contra del Templo del Señor se catalogaba y castigaba por hereje.

¿Dónde aparece el vocablo hereje en la Biblia?

La palabra no está de manera directa dentro del relato bíblico, sin embargo, podemos encontrar su concepto y definición de forma implícita. Por ejemplo, en Hechos 24:14, Pablo habla al pueblo judío y al gobernador Félix para profesar la fe de Jesús. En este pasaje se registra: '… siguiendo una doctrina, que ellos tratan de herejía, yo sirvo al Padre y Dios mío'.

Aquí se demuestra que al apóstol se le consideraba hereje por adorar y dar a conocer la palabra del Señor. Los judíos lo catalogaban de esa manera porque varias de las ideas contrariaban sus creencias y tradiciones. En Gálatas 5:19-21 se habla sobre las obras de la carne, además que las 'herejías' y semejantes harán que no alcancemos el reino de Dios.

Dependiendo de la traducción de las sagradas escrituras, se pueden hallar otras acepciones como 'secta' o 'ideas de perdición'. Esta situación se presenta en la segunda carta de Pedro, pues, varias versiones emplean los anteriores términos o también usan 'herejía'. De igual forma, el concepto sigue siendo el mismo al momento de representar la imagen de falsos profetas.

Subir