Eloi significado bíblico

eloi

Definición. El significado bíblico de Eloi se presume que sea: Dios mío. Esta es una expresión que solo se menciona en los evangelios de Mateo y Marcos. Se cree que sea un término arameo. Sin embargo, no se tiene precisión de ello. Esto se debe a que estos autores de los libros de la Biblia no hicieron una representación exacta al traducirlo al griego.

¿Quién dijo Eloi en el pasado?

La persona que menciona este término dos veces seguidas fue Jesús. Eso ocurrió poco antes de su muerte. Sobre la vida y el final del Mesías, se habían predicho muchas cosas que pasarían. El objetivo era que sus contemporáneos y las generaciones futuras, pudieran identificarlo como el enviado de Dios.

Ninguna de estos dichos dejó de cumplirse, aunque esto implicara que el ungido pasara por sufrimiento. El mismo Jesús sabía por todo lo que tenía que ocurrir, en especial al final de sus días. Cuando estaba en el madero, colgado en medio de los dos ladrones, tuvo que padecer el dolor que le correspondía a un malvado.

Cerca de las tres de la tarde, les dice a sus seguidores que tiene sed y ellos, con un paño colocado en una caña, le mojaron los labios. Para ese momento, ya hacían tres horas que se había oscurecido la región. Jesús, quien sabía que ya se le acercaba su muerte, reconoció que su padre le quitó su protección. Por eso, exclamó: 'Eloio Dios mío, ¿Por qué me has abandonado?'.

Algunos de los presentes no entendieron lo que él había dicho y pensaban que estaba llamando a Elías. Así que, animaban a los demás a dejarlo quieto para ver si se cumplía su deseo. Esto no era una muestra de amor, sino una forma de burla. Los gritos de Jesús, la oscuridad del momento, la necesidad de tomar agua, eran detalles que debían suceder en el preludio de su final.

¿Será que Jesús se molestó con su padre por quitarle la protección al decir Eloi?

El Mesías conocía muy bien las profecías que existían sobre él. Incluso estuvo presente cuando Dios inspiró a los hombres a escribir esas palabras. Además, él reconocía que para su lealtad fuera probada hasta el límite, Jehová debía dejar que lo llevaran al extremo.

El objetivo era demostrarle a Satanás y sus seguidores que un ser humano perfecto, le podía ser fiel al creador sin importar las circunstancias. Tal vez al gritar Eloi, era el momento de mayor sufrimiento, ya que después dijo que se había cumplido y murió.

Subir