Ahías significado bíblico

ahias

Definición. El significado bíblico de Ahías, es un nombre que alude a Jehová es mi hermano. Fue la designación personal que recibieron personas de la antigüedad. También se escribe Ahíya.

Personajes bíblicos que se llamaron Ahías

Son diversas los individuos que se conocieron con ese apelativo, que los identificaba. Uno es el hijuelo de Jerahmeel, perteneciente a la tribu de Judá. Otro, fue el hijo de Ehúd. Era cabeza de la etnia de Benjamín. También, el bisnieto de Elí, quien, durante el reinado de Saúl, sirvió de sumo sacerdote en Siló.

Se tiene a relacionar a este personaje como el hermano de Ahimélec. Sobre todo porque el registro de las escrituras habla del hijo de Ahitub al referirse a este último. Además, se cita de otros hombres como el pelonita que formó parte del ejército de David, se dice que era poderoso.

También el levita que estaba a cargo de las cámaras y tesoros de la casa de Jehová, bajo la gobernación de David. Y durante el mando del rey Salomón, uno de sus secretarios, se llamó Ahías. Este era el hijo de Sisá y junto a su hermano, cumplieron funciones oficiales.

Por si fuera poco, el que conspiró para hacerse rey de Israel, y miembro de la tribu de Isacar, fue Ahías. Asimismo, uno de las cabezas de pueblo que estuvo de acuerdo en andar en las normas de Dios y selló el arreglo fidedigno, se le conoció por esa designación. Sus nombres quedaron registrados en el libro sagrado y hoy día aún se habla de ellos.

¿Qué otra persona de la época bíblica recibió el nombre Ahías?

Un personaje destacado llamado Ahías fue el profeta de Jehová. Este sirvió como mensajero de Dios en la ciudad de Siló. Por orden del Todopoderoso, predijo que el gobierno de Salomón se dividiría. Fue al encuentro de Jeroboán y le hizo saber lo que el altísimo haría. Para ejemplificarlo, rasgó su manto nuevo en 12 pedazos y le entregó diez a él.

Le hizo la promesa que si permanecería fiel y leal, obedeciendo sus mandatos, el creador edificaría una casa duradera. Pero este no siguió las órdenes de Jehová, sino que hizo lo contrario y peor que sus antecesores. Como consecuencia, su hijo enfermo moriría rápido.

Y se nombraría un nuevo rey que arrasaría a todos los de la casa de Jeroboán. Esas palabras se cumplieron tal cual como Jehová lo dijo por medio de su enviado, Ahías. Y esa profecía quedó escrita entre los registros de la vida de Salomón.

Subir