Cuerda significado bíblico (Cuerdas)

cuerdas

Definición. El significado bíblico de cuerda puede dar pie a palabras similares o que dan referencia a la misma, como cordel, atadura, o soga. Dichos términos en su mayoría extraídos de textos hebreos en el que la palabra más citada para mencionar de manera exacta 'cuerda' era 'jé-vel'.

Este, si bien era la mejor expresión para referirse de forma literal a cuerda, también se podía usar en sentido figurado. En ciertas ocasiones se utilizó como un término topográfico para dar a entender una superficie determinada.

En cuanto al griego, la única palabra que se llega a encontrar en textos antiguos es 'Skjoi-ní-on'. Este puede funcionar y dar entendimiento a cuerda, aunque en el caso  de los egipcios utilizaban esta palabra para referirse en específico a una soga hecha de juncos.

En relatos bíblicos, como Jesús cristo, indignado de que el poblado estuviera profanando el templo, se armó de un látigo de cuerdas (para los animales), y así expulsar a los pecadores que empleaban la casa del señor para cosas impuras.

Origen de la cuerda

Desde la prehistoria, las cuerdas para la realización de diferentes tareas ha estado muy marcada por la necesidad de una herramienta que facilitara la ejecución de ciertas cosas.

Entre las actividades para las que eran requeridas las cuerdas en la prehistoria, era primero y principal, la caza; en su momento esta facilito el atrapar de animales. Inclusive también ayudaba a la preparación del animal muerto previo a la cocción, ya que con la cuerda podían colgarlos para sacarles los órganos y limpiarlos con más facilidad.

Además de hecho, también llegaron a ser empleadas para escalar, tirar, atar, transportar diversos objetos, entre muchas otras cosas. En principio las cuerdas eran fabricadas en modo que quedaran bastantes largas, con este método, fue que se dio paso a la creación del primer mecate retorcida. Los primeros hallazgos de cuerdas en la antigüedad datan de hace 50.000 años A.C.

Cuerdas significado bíblico

Definición. El significado bíblico de cuerdas es una herramienta delgada, alargada y flexible con el que se puede amarrar o sujetar las cosas. Estaba hecho de hilos o fibras entrelazadas, para garantizar su fuerza. Se conoce también como cordel o soga. En muchas ocasiones se empleaba en la medición de una superficie, por lo que los constructores siempre tenían una.

Materiales de fabricación de las cuerdas

En tiempos antiguos se encontraban elaboradas de lino, también se podían observar otras con fibra de cáñamo, fibra de ramio o de palmera datilera. También se han encontrado algunas con juncos y cañas. En Ezión-gueber se encontró una cuerda muy maciza y resistente que estaba hecha de corteza de palmera.

De igual manera, se sabe que era muy común el uso de cortezas de todo tipo para la realización de estas herramientas. Se tienen registros de que, en Egipto, el material predilecto en la elaboración artesanal de cuerdas era el cuero trenzado, con el que podían mover los materiales de construcción.

Cosas que se podían hacer con una cuerda

Con las cuerdas de cuero trenzado, le daban latigazos a sus esclavos, los hebreos, con la finalidad de dominarlos. Cuando las cuerdas tenían suficiente fuerza, servían como redes de pesca o para amarrar a los animales. Alguien que usó esta herramienta en un acto de justicia, fue Jesús.

Él visitaba el templo y vio que muchas personas estaban comerciando dentro de las instalaciones. Con un gesto de indignación, expulsó a todos estos mercaderes que le faltaban el respeto a su padre. Con la soga corrió a los animales, dándole latigazos.

En la tienda o tabernáculo de Dios, se implementó el uso de las cuerdas en varias partes. Una de ellas, estaba en la carreta que los transportaba. Otra, era en las sogas del arco. Además, con estas se ataban a los cautivos, después de una victoria. Los israelitas, también las utilizaban en los barcos.

¿Cómo salvó la vida de las personas una cuerda?

Cuando el pueblo de Dios estaba a punto de conquistar la tierra prometida, Josué envió a dos hombres a Jericó. Estos tenían que inspeccionar la ciudad, para ver a lo que se podían enfrentar. Rahab, una mujer del lugar, los ayudó a refugiarse de los hombres del rey que los venían a matar. Además, ella manifestó fe a su Dios.

Por eso, ellos aceptaron hacer un pacto con la mujer y su familia. Esto consistía en perdonarles la vida, mientras los hombres tomaran la tierra. Para poder asegurarse de que ninguno muriera, ella debía poner un cordel o cuerda rojo escarlata en la ventana de su hogar. Así, los soldados sabrían que no tenían que entrar en esa casa. Tal como se había acordado, todos en la ciudad murieron, a excepción de Rahab y su familia.

Subir