Balanza significado bíblico

balanza

Descripción. El significado bíblico de balanza es instrumento que sirve para determinar el peso. En la antigüedad este objeto consistía en una barra horizontal, con un punto medio que lo sostenía. En los extremos tenía unas cuerdas con unos platillos o ganchos. Los que manejaban estos utensilios poseían diferentes pesas, por lo que se colocaba una de ellas en un extremo y el objeto de la venta en el otro.

¿Qué representaba la balanza en la antigüedad?

En el tiempo del pueblo de Israel, este instrumento podía simbolizar la carestía y el hambre. Esto se debe a una costumbre de esa cultura. Cuando llegaba el momento en el que escaseaba los alimentos, se pesaba cada uno de las provisiones, incluyendo el pan. En muchas ocasiones, la ración asignada a las familias no era suficiente.

Cuando el apóstol Juan tuvo una de las visiones que se registran en el libro de Apocalipsis, habló de cuatro jinetes. Uno de ellos, andaba en un caballo negro y sostenía una balanza. Esto quería decir, que en el futuro se padecería hambre en muchos lugares de la tierra. Sería como si se pesara con cuidado el pan.

Por otro lado, cuando Job mencionó que se debía medir su adversidad en este utensilio, estaba enfatizando la pequeñez del ser humano. En otras palabras, el hombre un más leve en el objeto que una exhalación.

En otros pasajes, se indican que las naciones se parecen a una capa de polvo pequeña, según la opinión de Jehová. Si se compara a toda la humanidad, no es nada delante de Dios, que pesa más que las montañas en una balanza. En otros partes, se asemeja la báscula con el juicio cuidadoso y el justo.

¿Cómo debían usar las balanzas los israelitas?

Todos los comerciantes de Israel y de las naciones vecinas poseían un instrumento de estos para su trabajo. Jehová le indicó a su pueblo que ellos tenían que destacar por su honradez. Por eso, él les ordenaba a emplear una balanza exacta. Quien utilizara una que estaba alterada, era alguien detestable a sus ojos.

En aquellos tiempos, se acostumbraba a poseer dos de estos utensilios. Una, se empleaba en la compra; esta la arreglaban para que los objetos que iban a adquirir pesaran menos. Así se ahorraban una parte del dinero. La otra, era la que usaban en la venta y la alteraban a su favor. Jehová esperaba que ellos no defraudaran a su semejante.

Subir