Coat significado bíblico

coat

Definición. El significado bíblico de Coat, es descendiente directo del linaje de Leví. Sus hermanos fueron Merari y Gersón y todos entraron en la tierra de Egipto, como se menciona en el libro del Éxodo. Tal personaje vivió ciento treinta y tres años y su fe siempre estuvo al servicio del Señor.

Conviene señalar, que el término Coat proviene del hebreo Qehâth o Qohâth, que se traduce como asamblea. Asimismo, el hijo de Leví perteneció a los coatitas, una de las divisiones de esta tribu de los israelitas.

Deberes de Coat y los coatitas para con Dios

En los tiempos bíblicos, aconteció que los 12 clanes conformados por cada casa de sus familias, salieron en búsqueda de la tierra prometida. Así pues, emprendieron su rumbo hacia el desierto bajo la guía del Padre Celestial.

De tal modo, los miembros del clan de Leví, en donde se encontraba Coat, tuvieron que cumplir ciertas funciones que serían gratas al Creador. Tales como, encargarse del tabernáculo de adoración por medio de los oficios divinos.

Fue así, que el linaje de Coat se dividió sus tareas entre cada uno de sus descendientes. Una de las más sobresalientes, consistía en trasladar el velo del tabernáculo y del arca de la alianza. Sin omitir, los elementos que formaban parte del mobiliario sagrado y que tenían que colocarse en lugares santos.

Además, cuando se realizaban las marchas a lo largo del desierto, los hijos de Coat tenían que proteger los objetos de adoración a Dios. Todo ello, con el fin de prevenir imprevistos en su estructura, siendo esta una de las tareas más importantes. Cada vez que el campamento se movía, los coatitas levantaban tales elementos sobre sus hombros con sumo cuidado.

La línea genealógica de Leví

Por su parte, los levitas contaron con una genealogía que inició con Leví. Este personaje bíblico tuvo tres hijos que fueron Gersón, Merari y Coat. Siendo el último, el que engendró cuatro más, entre los que destacan Amram, Izhar, Uziel y Hebrón.

A todas estas generaciones procedentes de Coat, Merari y Gersón, se les atribuyó la repartición de las tierras que les quedaría como herencia. Y que además, servirían para repoblar en conjunto con otras de las 12 tribus de Israel.

Así pues, los coatitas del linaje de Coat, recibieron diez ciudades en la cuales siguieron procreando para que sus hijos estuviesen al servicio del Altísimo y se beneficiaran con sus bendiciones.

Subir