Aposento alto significado bíblico

aposento alto

Definición. El significado bíblico de aposento alto en hebreo es 'elevado', y en griego 'cuarto de arriba o superior'. Morada que se ve construida con frecuencia encima de las terrazas de las viviendas. Era muy usual ver a las personas utilizándolas en la estación de verano debido a la frescura de sus habitaciones.

Esta se componía como un segundo piso, y estaban en la parte de arriba de la mayoría de las moradas del territorio de Palestina. Se veían muy sencillas, y algunas tenían una estructura de tienda de campaña. Asimismo, las podías encontrar más consistentes y extensas, como la que albergó a Jesucristo con sus apóstoles.

¿Qué se solía hacer en un aposento alto?

En esa época los aposentos altos eran zonas de gran movimiento, ya fuesen tranquilos o calamitosos. Desde ese lugar se lograban dar anuncios o de manera rápida se le informaba al público ciertos sucesos. El lino se acostumbraba a secar colocándolos en los techos, y los individuos podían charlar allí; también transitar con el frescor del crepúsculo.

Asimismo, de modo muy frecuente se realizaba intervenciones de adoraciones verdaderas o falsas, al igual que se podía descansar y lograr alcanzar el sueño. Cuando se festejaban las fiestas de las cosechas se alzaban cabañas en este sitio y en los patios de los domicilios.

Siervos de Dios que solían disfrutar de un aposento alto

Era normal ver casas en forma de edificios de dos plantas, con un piso completo en la parte alta. Fue en un punto así de grande, ubicado en el área de arriba, dónde el Mesías festejó la última Pascua con los doce, y estableció la Cena del Señor. En el día del Pentecostés de 33 E.C., hubo un aproximado de 120 seguidores. Era muy posible que estuviesen en un aposento alto de un inmueble de Jerusalén cuando el espíritu de Jehová se vertió sobre los presentes.

De manera usual, una escalera externa o, en los cobijos más pobres, una escalinata de mano, consentía subir al aposento alto desde el patio. Por lo tanto, si se le presentaba un apuro a una persona, esta podía retirarse de allí sin necesidad de ingresar a la casa. Casi siempre se veía normal cruzar de una azotea a otro debido a que las construcciones estaban muy cercas.

Es posible que estos elementos tengan cierta analogía con el significado de la exhortación del hijo de Dios, que se localiza en Mateo 24:17 y Marcos 13:15. Las mejores construcciones de ese tiempo, tenían dentro de la vivienda una escalera que te dirigía hasta la planta de arriba.

Subir