Ahoa significado bíblico

ahoa

Definición. El significado bíblico de Ahoa, es personaje que figura dentro de la descendencia de Benjamín y cuyos registros aparecen en el libro de las Crónicas. Aunque, algunos escritos de los Números también reafirman su presencia dentro de las sagradas escrituras. De hecho, se le menciona en conjunto con Abisúa y Naamán.

Por su parte, el nombre Ahoa proviene de la raíz hebrea Ajôaj que se traduce como Dios es mi hermano. Sin embargo, este significado no es tan preciso según los estudios de varios eruditos de la Biblia. En tanto que, no se encuentran historias o relatos que nos indiquen cómo era en vida este hombre.

A su  vez, a Ahoa se le clasificó por ser un Benjamita cuya línea genealógica se compuso con otros personajes célebres como Bela, Bequer y Jediael. A partir de allí, aparecieron diversas familias que se ordenaban de acuerdo a sus jefes principales.

Un claro ejemplo de ello, lo tenemos en Números 26:40 'Y los hijos de Bela fueron Ard y Naamán: del primero, de los arditas; del segundo, de los naamitas.'

Ahoa y su relación con Benjamín

Aunque no se tienen evidencias respecto al año preciso de nacimiento de Ahoa, lo que sí es seguro, es que descendió de la genealogía de Benjamín. Un hombre al que se le reconoció como el hijo de la mano derecha debido a una historia concerniente al día en que su madre le dio a luz.

A la par, Ahoa también tiene parentesco con uno de los patriarcas más relevantes de la Biblia y cuyo nombre fue Jacob. Pues, este fue el padre de Benjamín y residió durante un tiempo en Palestina. Gracias a su buena relación con el Señor Celestial, sus heredades se multiplicaron y sus hijos poblaron los confines de la tierra.

Vida espiritual de Ahoa

Teniendo en cuenta que Ahoa fue un benjamita, podemos afirmar que tuvo gran presencia en el mundo espiritual. Es bastante probable que las enseñanzas impartidas por parte de Jacob hacia Benjamín fueran sólidas. Sin dejar de mencionar, que este último se las legó al grupo de sus descendientes, de donde nació Ahoa.

Además, Benjamín tuvo mucho peso para los hombres de aquella época en cuanto a las ordenanzas, los mandamientos y estatutos que tenían que seguir. Todo ello, si deseaban obtener gracia ante los ojos del Señor y encontrar el camino que los condujera no solo hacia la tierra prometida, sino también al paraíso eterno.

Subir