Zered significado bíblico

zered

Definición. El significado bíblico de Zered, es valle entre la frontera de Edom y Moab. El cual, tiene límites al sur con el mar Muerto y se extiende hacia el norte. También, se le cataloga como a un arroyo en el que descansaban los hombres antiguos.

Tal es el caso, de aquellos que partieron y acamparon en el valle de Zered, un episodio que se nos describe en el libro de los Números. En tanto que, se sabe que algunos le catalogaban como el torrente de los sauces o el arroyo de Arabá.

Asimismo, el término viene del hebreo Zered que se traduce en español como crecimiento exuberante. Quizá una de las situaciones más relevantes de la Biblia que tiene que ver con este valle, es el cruce de los israelitas que vagaron durante 38 años por el desierto. Ya que, aquí acamparon estos hombres al bordear la frontera con Moab.

Cabe destacar, que a Zered se le relaciona con Wadi el-Hesa, un torrente que marcaba sus límites entre la frontera de Moab y Edom. Y que a su vez, era meridional con el Mar Muerto.

El viaje por Moab y Zered

En el libro de Números, podemos apreciar un viaje de los israelitas a lo largo de diversas ciudades que en los tiempos antiguos no eran tan conocidas. Sin embargo, hoy en día se cuenta con información más precisa y mapas que nos indican la travesía de los hombres bíblicos en diversas locaciones.

Siendo este el caso, de su paso por Moab y el arroyo de Zered, que en la modernidad se le conoce como Wadi el-Hesa. Después de ello, los israelitas partieron con el propósito de acampar al otro extremo del río Arnón. El que, estaba en el desierto y albergaba a algunos de los amorreos de la época.

Es importante señalar, que estos acontecimientos aparecen en el libro de las guerras del Señor, en donde, se compila la historia y tradiciones que cuentan con fuentes escritas. Sin dejar de lado, los cánticos de victoria que enaltecían los milagros y actos magníficos por parte de Dios.

Tal y como sucedió cuando los israelitas salieron de Zered y se dirigieron a Ber. Una locación en la que encontraron un pozo que les daría de beber agua procedente del Señor. En esa ocasión, elevaron un cántico al cielo y que brotara el líquido esencial que les concedería la fuerza para seguir adelante en su camino.

Subir