Zared significado bíblico

zared

Definición. El significado bíblico de Zared, es valle, río o torrente. En el cual, pasaron los israelitas durante su viaje por el desierto. Asimismo, el término varía en una de sus vocales, reemplazando la A por la E. Razón por la cual, se le conoce como Zered.

Por otra parte, la palabra Zared también se asocia con Zaret-sahar. Cuyo significado es esplendor de la aurora. Se trata de una villa de los tiempos antiguos que se adjudicaba al clan de Rubén. Obtuvo un papel preponderante cuando se dio inicio a la distribución de las tierras. Podemos constatarlo en Josué 13:19 'Quiriataim, Sibma, Zaret-sahar en el monte del valle.'

Cabe destacar, que el torrente de Zared se situaba al sur del Arnón. Estaba próximo a la desembocadura del mar Muerto, entre la frontera de Idumea y Edom. Una zona cercana a Judea y que la habitaban los pobladores semitas.

Travesía hasta Zared

Cuando los hijos de Israel rodearon las tierras en su salida de Egipto hacia la ciudad prometida, enfrentaron diversas dificultades en el camino. Luego de cruzar el mar Rojo, Moisés planeó encaminarlos hacia Canaán. Sin embargo, tuvo que tomar la ruta más extensa que estaba cerca del territorio de sus enemigos.

A la vez, pasaron por la península del Sinaí que se ubicaba en la región central. Para después, conducirse hacia el sur en donde se encontraba el valle de Zared. Moisés tomó una ruta que no estuviera tan abrasada por el sol y decidió comenzar a acampar con los hijos de Israel en Marah.

Así pues, Dios los favoreció y bendijo las aguas amargas. Todo ello, para que fueran actas de consumo porque les ayudaría a calmar la sed que los afectó durante la travesía a Zared. Asimismo, les otorgó codornices y maná con el propósito de alimentarlos mientras cumplían su misión.

Llegada a Zared

Luego de que Moisés llevó al pueblo de Israel hacia las montañas que quedaban cerca del Sur, les indicó que acamparan en el monte Sinaí. Desde allí, los hijos de Dios elevaron un tabernáculo que sirvió para realizar sacrificios que fueran del agrado del Señor. A la vez, se encargaron de dejar más descendencia.

Además, vagaron durante treinta y ocho años consecutivos por diversas zonas como Abroná, Qadés y Ezión-guéber. Sin embargo, Zared marcó el final de su travesía cuando muchos de ellos decidieron establecerse allí. Puesto que, cargaban a sus espaldas el cuidado de niños, animales y los elementos que les servían a la hora de suplir sus necesidades básicas.

Subir