Zapatos, sandalias significado bíblico (Sandalia)

zapatos sandalias calzado

Definición. El significado bíblico de zapatos, sandalias se refiere a aquellos calzados compuestos de una suela que se sujeta al pie mediante tiras de cuero, cintas o cordones. Las cuales pasan entre el dedo gordo y el segundo, alrededor del talón y sobre la parte superior del pie. A veces la correa se ata en torno al tobillo.

Vídeo sobre el significado bíblico de Zapatos

En un viaje largo era costumbre llevar otro par de sandalias, puesto que las suelas podí­an deteriorarse o romperse los cordones. Cuando Jesús envió a los apóstoles, y también a los 70 discí­pulos, les ordenó que no llevasen dos pares de sandalias. Si no que confiasen en la hospitalidad de aquellos que aceptaran las buenas nuevas (Mt 10:5).

Los zapatos, sandalias en pueblos antiguos

Las sandalias egipcias solí­an tener la punta levantada y vuelta hacia el dedo. Algunas asirias constaban de un resguardo para el talón y los costados del pie. El cual se ataba sobre este mediante correas y que no tení­a suela en la parte delantera del pie.

Los romanos no usaban sandalias, sino que, según se cree, también llevaban zapatos parecidos a los actuales. La aristocracia y la familia real de los asirios, romanos y de otros pueblos calzaban prendas más completas o bien zapatos parecidos a botas. Algunos beduinos de la zona del monte Sinaí­ utilizan sandalias hechas con diversas especies de dugón, animal marino parecido a la foca.

Jehová dice de modo figurado que calzará a Jerusalén con 'piel de foca' (en hebreo 'tájasch'), Eze 16:10. Los sacerdotes de Israel serví­an descalzos en el tabernáculo y en el templo. Sin embargo, salir al exterior sin calzado era una señal de aflicción o humillación (2Sa 15:30).

Cuando un hombre rehusaba llevar a cabo el matrimonio de cuñado con una viuda, esta le despojaba el calzado. Y para vergüenza suya, se le llamaba: 'La casa de aquel a quien le fue quitada la sandalia' (Dt 25:9). La transferencia de propiedad o el derecho de recompra se garantizaba entregando el zapato a otra persona (Rut 4:7).

Desatar las correas de las sandalias de otro individuo o llevarle las mismas se veí­a como una tarea servil que a menudo hací­an los esclavos. Juan usó este sí­mil para indicar su inferioridad con respecto a Cristo (Mt 3:11).

El significado bíblico de zapatos, sandalias son aquellas prendas que, en su mayoría, eran vestidas por las personas en tiempos de la Biblia. Este calzado solía tener una suela de madera atada con tiras alrededor del empeine y del tobillo.

Sandalia significado bíblico

Definición. El significado bíblico de sandalia corresponde al calzado utilizado durante la época en la que no pesaba. Llevado sin diferencia por hombres y mujeres sin importar su edad.

Este elemento era necesario en la vestimenta de cualquier individuo. Consiste en una plataforma lisa y firme que por encima con un material de cuero para asegurarla al pie.

Es el modelo más primitivo que existe, como antecesor tiene son las pieles que se usaban a modo de proteger la planta del pie al caminar.

Civilizaciones antiguas y de renombre las empleaban. Entre ellos los griegos, egipcios y romanos.

En algunas circunstancias este elemento era de ayuda para representar situaciones como el rechazo o molestia. Si se entraba en sitios sagrados con ellos, era lo mismo que realizar un insulto a Dios.

La sandalia sigue siendo un elemento importante y aunque ya se emplean materiales como telas, plásticos u otros de carácter sintético. Siguen manteniendo su misma estructura, el uso ahora no tiene mayor relevancia para establecer la posición de una persona.

Durante el tiempo que estuvo Jesús en el mundo, lo que llevó en sus pies fueron un par de estas. Y aunque no eran tan sofisticadas como las que podía haber tenido por ser el hijo del Padre Santo, muestra de su humildad.

¿Qué significaba dejar de usar la sandalia?

Antes había un motivo por el que se utilizaba este elemento, al menos dentro del plano espiritual. Y es que era un modo de protegerse de las impurezas que había en el suelo.

Por lo que se entiende que al llegar a un sitio sagrado exista la obligación de retirarlas para no profanarlo. Por eso quienes se las quitaban tenían dos razones.

La primera es que su objetivo era servir a Dios en algún sitio sagrado, por lo que no podían llevarla consigo dentro. Y la segunda es aquel hijo que en muestra de la más absoluta devoción entregaba su sandalia al padre para demostrar que le ha de servir por el resto de su vida.

Pero también, hay una razón más por la que no se llevaba y esta es cuando se era esclavo de alguien. Esto solo pasaba si se había convertido en prisionero de guerra o en vista de sus obligaciones con otro bajó a esta condición.

Subir