Zimrí significado bíblico

zimri

Definición. El significado bíblico de Zimrí es cantar. Este término se utiliza para identificar a varios hombres que vivieron en el pueblo de Israel y a un lugar donde había un reino. En la actualidad, no se conoce con precisión su ubicación. Sin embargo, se le relaciona con un descendiente de Abrahán.

¿Quién era Zimrí?

En las santas escrituras, se mencionan varios. Entre ellos está el hijo de Zerah y nieto de Judá. Él y sus cuatro hermanos, componían las casas partes de su tribu. Sus descendientes se incluyeron entre los que regresaron a Jerusalén después del exilio de Babilonia.

Otro hombre llamado Zimrí, era el hijo de Salu y uno de los principales de los simeonitas. Mientras los israelitas estaban en el desierto, comenzaron a entablar amistad con las naciones vecinas. Esto influyó en ellos de manera negativa, ya que empezaron a adorar a dioses falsos y a querer casarse con las mujeres de esos pueblos.

Zimrí junto a otros israelitas, invitaron a las moabitas a venir al campamento para tener relaciones con ellas. Él introdujo a Cozbí, la madianita, en su propia tienda. Este acto de traición enfureció tanto a Dios que inició una matanza contra todos los pecadores. En total murieron unos 24.000 hombres.

Cuando Finehás, el hijo del sacerdote Aarón, se enteró de lo que estaba pasando, corrió a buscar a Zimrí y Cozbí. Cuando los encontró en su tienda los mató, traspasándole con una lanza en los genitales. Esta acción rápida de fidelidad, detuvo el castigo que se estaba ejecutando. Gracias a esto, Jehová por medio de Moisés, hizo un pacto con él. Le prometió que su descendencia tendría el sacerdocio para siempre.

¿Qué otro Zimrí existió?

Al parecer un descendiente de Saúl, se llamó así, este tenía las ansias de recuperar su derecho al trono. Era el jefe de la mitad de los carros del rey Elah. En cierto momento, el ejército se había marchado y el monarca se quedó solo. Zimrí aprovechó de matarlo y todos los de la casa de Baasá.

Así que, se autoproclamó el nuevo rey. Sin embargo, su gobernación duró siete días. Esto se debió a que el ejército nombró como sucesor de Elah a Omrí. Todos ellos regresaron a Tirzá a sitiar la ciudad. Al enterarse de eso, Zimrí quemó la casa del real consigo dentro. Este hombre era alguien despreciable para Dios, porque siempre hacía lo que estaba mal.

Subir