Tumor significado bíblico

tumor

Definición. El significado bíblico de tumor, es conjunto de células malignas y masas que se distribuyen dentro del cuerpo humano. La gran mayoría de ellas, se transforman y mutan de manera anormal. Todo lo que, causa en la persona un estado de metástasis significativo.

De tal modo, cuando se habla de tumor, se hace referencia a una enfermedad que en muchos casos, puede ser mortal. Ya que, da paso al cáncer de cualquier tipo y la gran mayoría de las veces, genera la muerte.

Sin embargo, existen muchos tratamientos que se encargan de prolongar la vida de las personas a las que este tipo de células afectaron.

Ello, a diferencia de los tiempos bíblicos, en los cuales, los antiguos no sabían lo que significaba la palabra cáncer. Pues, las enfermedades más comunes eran la lepra, las llagas, la tos y otros males que afectaban la salud de los hombres.

Por supuesto que, esto no quiere decir que el tumor estuviese alejado de este tipo de padecimientos.

Diagnóstico del tumor en la Biblia

Es importante resaltar, que en los textos sagrados se señalan y hace mención de varias afecciones de salud en el pueblo.

Uno de estos relatos nos dice que el rey Ezequías sufrió por una llaga que se expandió por su cuerpo y le causó gran malestar. Es por eso, que pudo tratarse de un cáncer al cual se le reconoció con un nombre muy diferente al de nuestros días.

Todo ello, nos indica que en ese entonces era imposible determinar la presencia de algún tumor que hiciera metástasis y acabara con el bienestar de las personas. Ya que, no existía una tecnología sólida como tal y los conocimientos de los médicos no eran exactos.

Del mismo modo, cuando Cristo bajó a la tierra, hizo toda clase de milagros. Por lo que, es válido afirmar que curara los tumores, aunque aún en ese tiempo, no se le conociera con ese término.

La maldición del pecado y el tumor

En muchas ocasiones se tiene la creencia de que el tumor y el cáncer, son maldiciones que abarcan todo el pecado del mundo.

Ya desde los escritos del Génesis, se narra que la culpa hará que mueran si no se arrepienten de sus malas acciones.

Es por eso, que las enfermedades resultan ser un castigo para los hombres desobedientes que no tienen a Dios en sus corazones.

No obstante, también se hace referencia a esto por una prueba que deben superar los creyentes porque ello les permitirá crecer como personas y estar en un mejor plano espiritual.

Subir