Tortuga significado bíblico

tortuga

Definición. El significado bíblico de tortuga, es reptil marino de la familia de los Quelonios. Posee una coraza fuerte con manchas de color verde, rojizo o marrón. Algunas de ellas, pueden medir hasta dos metros de largo y ancho. Mientras que, existen otras con proporciones más pequeñas. Cabe destacar, que son longevas y pueden vivir incluso siglos.

De hecho, se sabe que nuestros ancestros introducían a la tortuga dentro de su alimentación. Puesto que, su carne y tendones eran blandos y servían de comestibles por su sabor y fuente nutricional. Además, las personas también consumían sus huevos porque los consideraban tiernos.

En el Antiguo Testamento, la tortuga tenía gran valor espiritual. Por lo general, se admiraba su paso lento al caminar o por la resistencia de su caparazón. El cual, podían trasladar de un sitio a otro sin problema y les funcionaba de hogar. Gran parte de las civilizaciones la consideraban como un animal sagrado.

La tortuga y su simbolismo bíblico

En primer lugar, podemos decirte que la tortuga representaba la longevidad de los hombres sobre la tierra. Ya que, alcanzaba una esperanza de vida increíble que se prolongaba hasta tres décadas. Algo que es muy común en el inicio de la Biblia con el personaje de Matusalén. Quien aparece en el Génesis y se nos relata que llegó a tener 969 años de edad.

Asimismo, la figura de la tortuga se asociaba con la inmortalidad del alma que estaría sujeta a la voluntad de Dios. Así como, a sus promesas de vida sobre la eternidad que nos espera en el Reino de los Cielos. De hecho, muchas culturas pensaron que nunca moriría porque se renovaba de manera constante. Y todo ello, lo veían en forma de desafío concreto a la muerte.

Tortuga como representación de la sabiduría

Teniendo en cuenta el paso lento de la tortuga, los hombres la consideraban como un reptil muy paciente. Su actitud pausada y que transmite calma, hacía que las personas la admirasen. Sobre todo, porque se asociaba con la sabiduría que era lo contrario a la inestabilidad o rapidez de otros animales. De los que, se decía que eran impacientes, una señal nada buena al ser fieles a Dios.

Cabe destacar, que la tortuga también forma parte de los símbolos de fertilidad para las mujeres. Ya que, era normal que las hembras colocaran gran cantidad de huevos y eran capaces de poblar la tierra en cuestión de pocos meses.

Subir