Tiro significado bíblico

tiro

Definición. El significado bíblico de Tiro es ciudad fenicia ubicada a unos 35 km al sur de Sidón. Se le conoció por ser un centro comercial muy concurrido.

Constaba de dos partes, una insular y otra continental. Separada del continente por un canal de agua de 700 metros de ancho. La isla está ubicada en una formación rocosa. Poseía murallas de 45 metros de altura que la resguardaban

Comercio en Tiro

Tiro fue un centro de importación y de exportación. Una ciudad financiera a la que acudían barcos y mercaderes. Venían cargados de una gran variedad de mercancías. De Tarsis traían minerales como el hierro y plomo. También artículos de plata y cobre. Armenia les daba caballos y mulos.

En el comercio de textiles se destacaron por la diversidad de vestidos hechos de lana y con tintes de color púrpura. Además, trajeron aceite balsámico y perfumes. Edón y Arabia la surtían de especias aromáticas y bálsamos. También de joyas hechas con oro y piedras preciosas. Los israelitas le proveyeron de trigo y miel. Tiro incluso comerciaba con esclavos.

Tenían una gran fuerza naval. Los soldados eran tenaces y valientes. Estas cualidades impidieron que Tiro cayera en manos de los asirios cuando trataron de invadirlos.

En cuanto a su religión, los tirios adoraron varios dioses. A Mammón, su dios de las riquezas. Melkarte, el dios de la agricultura y de la fecundidad. Y a Astarté la diosa de los placeres carnales y de la fertilidad.

Existe evidencia arqueológica de la existencia de Tiro. En una alcantarilla de Jerusalén se descubrió una moneda. Esta tenía la figura del dios Melkarte en una de sus caras y fue hecha en el año 22 e.C. También los arqueólogos encontraron una moneda que lleva el nombre de Tiro.

Tiro, en las profecías de la Biblia

El gobierno mantuvo una relación pacífica con el pueblo de Israel durante los reinados de David y Salomón. Este último le pidió madera de cedro para construir el templo de Jehová. También un artesano que fuera su jefe de obras. Debía ser Especialista en esculpidos y tejidos.

Sin embargo, con el tiempo Tiro se volvió en contra del pueblo de Israel. Su estilo materialista los hizo orgullosos. Vendieron a algunos israelitas como esclavos. Esto provocó la ira de Jehová. Mediante sus profetas les dijo que sería destruida. Primero, los babilonios la sitiaron durante trece años. Después, Alejandro Magno acabó con la parte continental de Tiro. Con los escombros construyó un terraplén hasta que llegó a la isla. La conquistó en el año 332 a.E.C.

Subir