Putiel significado bíblico

putiel

Definición. El significado bíblico de Putiel, es suegro de Eleazar, quien le dio a una de sus hijas. Además, tuvo parte importante dentro de los padres de los levitas. La mayoría de sus registros de vida se encuentran en el libro del Éxodo.

En cuanto al término Putiel, nos viene dado del hebreo y se traduce como Dios es mi única grosura. En tanto que, se sabe que una de sus hijas dio a luz a un varón llamado Finees, de quien también se hace breve mención en ciertos pasajes de la Biblia.

Sin embargo, existen opiniones adversas en donde se nos indica que el vocablo Putiel viene del egipcio y que su traducción querría decir aquel a quien Dios despreció.

Esto se debe, a que en los registros del Éxodo era común que algunos de sus miembros tuvieran nombres de tales orígenes o tendrían formas híbridas del hebreo.

Putiel y su relación con Eleazar

En primer lugar, tenemos que Eleazar fue uno de los hijos de Aarón, que también perteneció a la tribu de Leví. Siendo este uno de los sumos sacerdotes que cumplían su labor en Israel y según los designios del Señor.

Es por ello, que se le consideró como uno de los líderes religiosos más preponderantes de su tiempo. Respecto a su relación con Putiel, sabemos que fue su suegro y que figura dentro de la línea genealógica de Moisés y Aarón.

Pues, por aquellos tiempos se dieron a conocer ciertos nombres sobre los jefes de las casas paternas. Siendo así, que sobresalieran también los de Rubén, Simeón, Leví, Gersón y otros.

Así podemos verlo en Éxodo 6:25. 'Eleazar, de Aarón, tomó por mujer a una de las hijas de Putiel, y ella le dio a luz a Finees'. Estos son los jefes de los levitas, según sus familias.

Después de que se llevó a cabo todo el registro y la clasificación de las casas paternas, el Señor les dijo a Aarón y a Moisés que les diera a sus hijos una advertencia.

La razón de ello, fue que los habitantes de Israel tenían que salir de Egipto con el fin de librarse del poder del rey y de la esclavitud por la que estaban atravesando.

De esta forma, aquellos a quien Dios designó, se acercaron al faraón para pedirle que les concediera la libertad. Dando a su vez, el anuncio de las plagas que se vendrían a Egipto en caso de que no se siguiera su santísima voluntad.

Subir