Pintura, pintar significado bíblico

pintor

Definición. El significado bíblico de pintura, pintar puede hacer referencia a las imágenes pintadas sobre lienzo, parecido al arte de decorar los templos sagrados. En la Biblia se aprecian paisajes como el Jardín del Edén que fueron grandes referentes para los pintores de la época. Incluso, hoy en día, es muy común tener una obra de la Última Cena en nuestras casas.

A lo largo de la historia ha sido importante capturar momentos icónicos en pinturas, como el rostro de Jesús. El arte que surgió gracias a esta época se considera uno de los más hermosos por ver. Además, también se destacan los templos en los que se usaban glifos coloridos en las paredes para pintar.

Es así como la aproximación más famosa conocida en el antiguo Egipto a lo que ahora se entiende con este referente. Estos son los dibujos de colores en las paredes de los templos y tumbas que están decoradas sobre ladrillos vidriados. El patrón de mosaico que empleaban eran cristales que tenían muchos tonos y formas. Por lo tanto, en estas obras se veía que intentaban representar a una figura importante como un ángel o un mensajero.

Pintura utilizada para cosméticos

En los documentos más antiguos de la Biblia se aprecia que las mujeres orientales empleaban maquillaje en sus rostros. Esto con el fin de decorar sus cejas y pestañas para lucir mejor. Aunque, según documentos antiguos, esta costumbre se consideró inapropiada por los hebreos. Sin embargo, parece indicar que los judíos lo reflexionaron como una cosa adecuada para mujeres de comportamiento noble.

En el antiguo Israel, las mujeres también usaban cosméticos con el propósito de sentirse y lucir más bellas. Aunque no hay dibujos en la tumba ni pinturas en los muros como referencia. En muchas partes de las Escrituras y en varios lugares, nos permite crear un bosquejo en nuestra mente sobre estas mujeres.

Esto lo podemos ver reflejado en la Biblia al respecto de una de las hijas de Job, Kirin-Habok. Si traducimos la palabra 'Cuerno de pintura negra' entonces podemos concluir con el nombre de uno de los cosméticos más antiguos de los tiempos bíblicos. Para este se combinaban varios tonos, entre los que destaca el polvo negro metálico.

Es notable que en los textos antiguos el dibujo de los ojos siempre se asocie con mujeres condenadas. Uno de ellos es la reina Jezabel, un personaje misterioso que también se consideró como un signo de prostitución.

Subir