Pectoral significado bíblico

pectoral

Definición. El significado bíblico de pectoral es bolsa santificada con borde. Esta la cargaba el sacerdote superior de Israel encima de 'su corazón' todo el tiempo que ingresaba en el Santo. La alforja, que en hebreo se traduce 'jó·schen', se hizo con el objetivo de servir de 'memoria'. Siendo posible que se llamase 'pectoral de juicio', ya que incluía el Urim y el Tumim, por medio de los que Jehová Dios declaraba sus dictámenes.

Materiales utilizados para confeccionar el pectoral

De forma parecida al efod, el pectoral se creó de materia prima de excelente calidad. Entre ellos podemos encontrar: 'oro, hilo azul, vellón pintado de púrpura rojiza, hebra escarlata carmesí y lienzo suave encorvado'. Estos ingredientes fueron los mismos que se usaron en la producción de las diez telas de tienda con ángeles bordados.

El telón, separaba el Santo del Santísimo y la persiana para la puerta del lugar sagrado. En esto los israelitas habían ayudado de manera voluntaria. Bezalel y Oholiab rigieron o hicieron de modo directo la ejecución de estos instrumentos. En cuanto a la tela que se debía colocar en el pectoral, es de un codo de largo y un palmo de ancho.

Esto se hizo así con el propósito de que tuviese un diseño cuadrado al momento de arrugarse y al formarse una bolsa. Así dentro de ella se iba a poder colocar el Urim y el Tumim. En cuanto a la zona del frente del pectoral, estaba compuesta de doce piedras bellas introducidas en encajaduras de oro.

También, se encontraba colocadas en cuatro filas de tres piedras cada una. Todos los pedruscos tenían entallado el nombre de una de las tribus de Israel. Es probable que las piedras quedaran ordenadas en cada línea de derecha a izquierda, tal como se lee en hebreo. Sin embargo, no puede exponerse con seguridad cuál era la piedra preciosa que pertenecía a cada tribu.

¿De qué manera se reforzó el pectoral?

El pectoral se encontraba asegurado al efod de esta detallada forma: se metían dos cadenillas curvas por 2 anillos, todos de oro puro. Estos eran puestos en cada uno de los extremos de la parte de arriba del pectoral. Al mismo tiempo, los collarinos se enlazaban al par de monturas de las hombreras del efod.

Se hallaban otros dos anillos de oro pegados en cada uno de los extremos del filo inferior del pectoral por la parte de abajo. Esta era la que daba al efod, y los aros se amarraban con una cuerda pequeña de color azul a ambos anillos de oro. Ellos son los que se encuentran en la base de las hombreras del efod, en toda la parte de arriba del cinturón.

Subir