Bezaleel significado bíblico

bezaleel

Definición. El significado bíblico de Bezaleel es bajo la sombra o el cobijo de Dios. El término es una variante del nombre Bezalel. Ese último es el más usado en la mayoría de las traducciones de la Biblia. Este hombre se le conoce como el primer herrero de la historia de la humanidad.

¿Qué labor relevante se le asignó a Bezaleel?

Cuando los israelitas estaban vagando por el desierto, fueron infieles a su Dios, creando un becerro de oro para adorarlo. Después de su castigo, ellos se arrepintieron y estuvieron dispuestos a hacer un pacto con Jehová. En él se establecía su compromiso de obedecer todos sus mandatos.

El señor les solicitó que construyeran un tabernáculo, que pudieran trasladar cada vez que cambiaran de sitio. En ese lugar se llevarían a cabo las ofrendas y sacrificios del pueblo. Para hacer de esta tienda lo más digna posible, los israelitas debían contribuir con muchos materiales.

Además, Dios estableció que Bezaleel se encargaría de supervisar el trabajo. Por otro lado, este hombre fabricaría los artículos más complicados e importantes. Para poder hacer esta labor, se derramaría espíritu santo sobre él. Este lo guiaría en su trabajo con la finalidad de que las cosas quedaran a la perfección.

Entre los objetos que debía construir Bazaleel estaban: el arca del pacto, el altar de ofrenda quemada, la palangana de cobre y su base, el efod del sumo sacerdote y pectoral con piedras preciosas.

Con respecto al resto de las cosas, como: la tela de tienda, los corchetes de oro y plata, las cubiertas exteriores de piel, los armazones en forma de marco revestido de oro, entre otros, las elaboraban otras personas que estaban bajo su supervisión

¿De dónde obtuvo Bezaleel los materiales para trabajar?

Al estar en el desierto y viviendo como nómadas, era difícil conseguir estos productos o comprarlos. Sin embargo, antes de que los israelitas salieran de Egipto, pudieron traerse muchas cosas valiosas. Su corazón sincero los motivó a dar estos objetos como contribución para la tienda de Jehová.

Bezaleel logró moldear esos materiales, gracias al espíritu de Dios y a la ayuda que le dio Oholiab, su asistente personal. Además, a los hombres y mujeres más habilidosos, se les escogió para participar en esta actividad tan especial. La calidad de su trabajo fue tan buena, que casi cinco siglos después, cuando Salomón ascendió al trono, la tienda, el arca y el altar estaban en uso.

Subir