Pasto significado bíblico

pasto

Definición. El significado bíblico de pasto es, es hierba que sirve como alimento. El término viene del latín pastús. Se trata de un elemento vegetal que crece en el suelo de los campos y que se propone a la alimentación de los animales.

De hecho, en la creación de los tiempos se nos relata lo siguiente en génesis 1:30 'A las especies salvajes, a las aves de los cielos y a cuanto ser viviente se mueve en la tierra, les doy para que coman pasto verde.'

La palabra pasto tiene por propósito darnos la enseñanza que somos hijos de Dios y que todos fuimos creados a su imagen y semejanza. Que siempre nos va a alimentar y proporcionar las necesidades que tengamos quienes habitamos el planeta.

Necesidades de las personas y el pasto

En los proverbios de Salomón, en los tiempos de Ezequías, el rey de Judá indica que una vez que se corta el pasto y aparecen los brotes, se recoge la hierba de los huertos. Entonces, se entiende que está presente la gracia de Dios.

Al mismo tiempo, la palabra pasto expresa que nuestro Creador es quien se encarga de cultivarlo y que sirva a los hombres en sus diversos propósitos. Puesto que, de forma metafórica, prepara la tierra y hace que sea productiva y así cuando nosotros la trabajemos y obtengamos de manera justa el sustento.

También, enseña que para nuestro Padre nada es imposible, que él creó la tierra con todos los recursos y así mantiene lo que necesitamos con gran abundancia. Él nos dio la bendición de tener infinidad de bienes naturales y uno de ellos es el pasto.

Enseñanzas del padre sobre el pasto

Por otra parte, Isaías 5:24 se refiere a este término de la siguiente manera 'Así como las llamas queman el rastrojo y el pasto seco se consume en el fuego, así se pudrirá su raíz y el viento se llevara su flor junto con el polvo. Pues rechazaron la ley de Jehová de los ejércitos'. Es por ello, que nos muestra los castigos que apuntan a los ricos y pudientes que se desentienden de su responsabilidad respecto a su pueblo.

Ahora bien, si analizamos el orgullo, la soberbia, la mezquindad que existe en el mundo, nos indica que algunas personas no siguen las ordenanzas del Creador. Y por ello, no se les bendecirá con su infinita bondad y misericordia, sino al contrario, se les castigará y desterrará por no hacer uso correcto de su pasto.

Subir