Mesac significado bíblico

mesac

Definición. El significado bíblico de Mesac es algo incierto hasta los momentos. Algunos especialistas indican que puede traducirse como: ¿Quién es igual a Dios? Sin embargo, no hay certeza de que eso sea así. Lo que sí es cierto, es que fue el nombre que le asignaron a uno de los amigos de Daniel, cuando lo llevaron a la casa del rey de Babilonia.

¿Cómo se mantuvo íntegro Mesac en su juventud?

A los israelitas los exiliaron al imperio babilónico en el año 617 a.E.C. Ellos tuvieron que permanecer en cautiverio por un tiempo considerable. Esto formaba parte del castigo que recibieron por no seguir las normas de Dios. Así que, él les quitó su protección.

Sin embargo, no todo el pueblo fue desobediente, ya que muchas familias continuaban educando a sus hijos con las leyes que tenían. Cuando llegaron a Babilonia, el rey mandó a seleccionar los mejores jóvenes; que tuvieran buena apariencia y sabiduría. A ellos se les entrenarían por tres años para servir en la corte del rey.

Esto implicaba que aprendieran la escritura y el idioma de los caldeos. Además, sus nombres debían seguir la costumbre del país y tenían que comer de los manjares del rey. A Misael, uno de los amigos de Daniel, le asignaron el alías Mesac.

Ahora bien, este grupo estaba resuelto a no incumplir las normas de Jehová. Por eso, hablaron con los oficiales que se encargaron de su cuidado para que solo les dieran legumbres y agua. Uno de ellos aceptó hacer la prueba por 10 días y pudo comprobar que gracias a la ayuda de su Dios, tenían una mejor apariencia y aspecto.

¿Qué otra prueba tuvo Mesac al ser un adulto?

Gracias a la sabiduría y perspicacia de Mesac y sus amigos, se les asignó puestos importantes en la corte del rey. A él se le encargó la administración de la provincia de la Babilonia. Cuando Nabucodonosor se propuso a erigir una imagen, para que le hicieran honor, unos caldeos acusaron a Mesac y sus amigos de no querer inclinarse ante la estatua.

Por eso, se les llevó delante del rey para explicar las razones de su postura. Como ellos estaban firmes en su decisión de no adorar a otro que no fuera Jehová, se les condenó a morir en el horno ardiente de fuego. Sin embargo, su señor envió un ángel que les salvó la vida. Así quedó demostrado que eran los siervos del Dios verdadero.

Subir