Menfis significado bíblico

menfis

Definición. El significado bíblico de Menfis, corresponde a una capital del antiguo Egipto. Los restos de esta ciudad yacen cerca de Mit Rahineh. Se consideró la población más importante del Bajo Egipto. En el texto hebreo se refiere a ella como Nof.

Descripción de Menfis

Se cree que fue un hombre llamado Mina, quien fundo esta ciudad. Pero no hay evidencia de tal hecho. La ubicación geográfica de este territorio era apropiada, por lo que contribuyó a que fuera la capital de la zona ribereña del río Nilo. Para ese entonces, se localizaba al sur del vértice del Delta.

Se podía controlar esa región como el tráfico fluvial. Era un sitio de difícil acceso, debido a las montañas y el desierto que la rodeaba por el oeste. Lo cual protegían la población por el este. Quedando el lugar entre las fronteras del alta y bajo Egipto. De allí que se decía que era la puerta de entrada de dicha ciudad.

Esa tierra se hizo un nombre en la antigüedad, por el comercio. Ahí se elaboraban artículos de vidrio, siendo Roma la principal importadora. De igual modo, cultivaban las acacias de donde extraían la madera. Esta era utilizada en la confección de muebles, barcos y armas militares para abastecer a Egipto.

Referencia del término Menfis en la Biblia

En el relato de Éxodo, cuando el pueblo de Israel estaba como esclavo en Egipto, se dice que Moisés se encontró con Faraón junto al río Nilo. Esto deja ver que la capital de esa nación era Menfis. El profeta Jeremías también habló de esta, al decir que los habitantes de ella despojaban a los israelitas, dejándola calva.

En el sentido de la humillación para los siervos de Dios. El profeta Isaías también hizo mención de Menfis (Nof), al predecir que la sabiduría de la que tanto hacían alardes, fracasaría. Los sacerdotes y tribus de ese país habían engañado con falsos sentimientos de seguridad a la nación frente a la potencia Asiria.

Aunque esta última decae y Nof vuelve a estar dominaba por Egipto. Luego que Nabucodonosor azotara a Judá, muchos de los residentes huyeron a otras zonas y se establecieron en Menfis. Pero allí también llegó el golpe devastador de ese gobernante.

El impacto directo fue en Menfis. Para el 525 a.E.C., sufrió otra derrota por parte del reino de persa. Los efectos de esa conquista fue devastadora que la ciudad nunca logró recuperarse. Hasta el día de hoy solo existen las ruinas.

Subir