Mandamientos significado bíblico

mandamientos dios

Definición. El significado bíblico de mandamientos es la ordenanza de parte de Dios a lo que se debe realizar. Es decir, es el estatuto que una autoridad comunica, para que las personas obedezcan. De manera principal nos lanza la idea de que Dios debe ser oído con todas las instrucciones que nos da.

Vídeo sobre el significado bíblico de Mandamientos

https://www.youtube.com/watch?v=5rMYZ2oypM0

La Biblia nos enseña estos mandamientos que el padre quiere que nosotros hagamos valer. Tenemos los diez mandamientos que todos conocemos, pues forman el centro de nuestra formación. Estos estatutos nos definen e identifican como persona de valores morales.

El hombre, gracias a la palabra y enseñanzas del Altísimo, tienen la potestad de aceptar o rechazar las órdenes. Hay que tener en cuenta que hay dos que son los más importantes:

  • Amar a Dios con toda el alma, corazón y mente.
  • Amar a nuestros semejantes tanto como a nosotros mismos.

Los mandamientos nos gobiernan

Son fundamentales para mantener un pueblo en bienestar, orden, paz y felicidad. Estos deben ser observados por cada uno de nosotros para poder tener una vida digna. La fe y creencia en Dios, no puede estar separada de la organización de la comunidad.

El amor que nos da el Todopoderoso, debe ser correspondido con más amor. Los mandamientos nos protegen, guían y sobre todo, nos hacen sentir vivos y creer en la presencia de Dios. Su forma de usar debe ser continua y permanente en nuestra vida.

¿Por qué cumplir los mandamientos?

Es necesario porque nos guían y protegen de cualquier situación. Además de que nos acercan a la presencia de nuestro padre y a la vida eterna. Vale indicar que cada mandamiento es un principio. Nos enlazan con la familia, el trabajo, la comunicación entre el pueblo, nuestros pensamientos, mejorar la relación con Dios y con nosotros mismos.

El objetivo en la vida que nos han regalado, es cumplir con la voluntad del creador. Teniendo en cuenta que estos nos ayudan a que alcancemos la felicidad, y ¿Cuándo somos felices? La respuesta es fácil: Al amar, y no hacer daño a nadie. Dios se preocupa por nosotros y nos da herramientas para disfrutar en nuestra vida.

Estas leyes deben de ser cumplidas por todas las personas de fe cristiana. Las ordenanzas deben ser parte de la existencia de cada uno, al momento de cualquier situación recordar las enseñanzas que se nos han asignado.

Subir