Lanceros significado bíblico

lanceros

Definición. El significado bíblico de lanceros, se refiere a los soldados de los tiempos antiguos que se defendían por medio de lanzas de gran filo. Las cuales, solían emplearse de manera habitual en las guerras y batallas que libraban para el mando al que servían.

Así pues, los lanceros formaban parte de una selección de infantería y contaban con la ayuda de otros personajes como los arqueros y honderos. Además, eran muy importantes en las fuerzas romanas en las que se contaba un número elevado de participantes.

De esta manera se puede apreciar en el siguiente versículo de Hechos 23:23. 'Y llamando a dos centuriones, mandó que preparasen para la hora tercera de la noche doscientos soldados, setenta jinetes que fuesen hasta Cesarea'.

Estas palabras nos refiere la escolta que los lanceros realizaron en secreto con el propósito de resguardar al apóstol Pablo. Sobre todo, el día que tenía que asistir a Jerusalén.

Los lanceros antiguos

En épocas más remotas, a los lanceros se les consideraba como soldados que prestaban sus servicios ante una determinada figura de autoridad. En este sentido, tenían el propósito de resguardar la seguridad de algún mandatario o personaje relevante de la Biblia.

Es por eso, que para defender los intereses y velar por los demás, los lanceros tenían que valerse de cierto equipo o armamento. Asimismo, era importante que se sintieran preparados a la hora de proteger a los habitantes de su país.

Cabe destacar, que Judea y Jerusalén fue una de las zonas en las que más se evidenció la presencia de lanceros en combate. Más que todo, cuando imperaba el dominio de los romanos.

De tal modo, estas personas también construían fortalezas que les permitían desempeñarse mejor en el campo de batalla.

Conspiración en contra de Pablo y la ayuda de los lanceros

Ahora bien, una de las anécdotas en donde se nos introduce a los lanceros en la Biblia, es la que habla de una conspiración en contra de su vida.

Por lo tanto, un comandante del ejército decidió ayudarle a salir ileso de la turba para que no le apedrearan y causaran la muerte. No es un secreto que en ese entonces existían fariseos que albergaban sentimientos impuros en sus corazones.

Es así, como con la ayuda de un grupo grande de lanceros, se presentó una escolta que también contaba con soldados. Los cuales, llevaron a Pablo hacia la región de Antipatris con el fin de que luego, pudiese partir a Cesarea.

Subir