Soldado significado bíblico

soldado biblia significado

Definición. El significado bíblico de soldado es una persona que se ha alistado por su cuenta o ha prestado servicio militar obligatorio. El único propósito de este entorno es mantener a una persona ajustada para proteger a su país a través del valor de sus vidas. Además, está entrenada y equipada en cuestión de defender ese estado y sus intereses (Josué 1: 6 ).

Durante el dominio romano, era común ver soldados en Judea. En Cafarnaúm, un oficial del ejército dijo: ‘Porque tengo soldados bajo mi mando’, señalando a los que estaban justo ahí(Mateo 8: 5-9). También había fuerzas romanas estacionadas en la fortaleza de Antonino en Jerusalén, como un lugar estratégico para el control judío.

Cuando Pablo llegó a Jerusalén, el comandante del ejército a cargo lo rescató de la turba y al día siguiente de los fariseos (Hechos 21:30-35). Cuando se reveló una conspiración contra la vida de Pablo, el comandante hizo una escolta de 200 soldados y 200 lanceros para llevarlo a Antipatris. Se sabe que los caballeros continuaron acompañándolo, y de allí se fue a Cesarea. (Hechos 23:12-33).

Soldados en las sagradas escrituras

En la Biblia también encontramos soldados judíos, y otros que estuvieron durante la ejecución y sepultura de Jesús. Aquí vemos la transferencia al gobernante romano que delataron contra Roma, en este caso se utilizaron soldados rumanos. En el mismo tomó también encontramos pasajes que relatan cómo estas personas maltrataron a Jesús durante su muerte.

Al tener en cuenta lo que le habían hecho, los soldados fueron los que hicieron el anuncio: 'Seguro que este hombre es Hijo de Dios'. Por lo que luego narra que los combatientes romanos tenían sede en la tumba de Jesús. (Mateo 27: 62-66). Además, los principales sacerdotes prometieron arreglar el asunto con el gobernador si se enteraba de que el cuerpo de Cristo había desaparecido.

Se sabe que un buen soldado anticipa las dificultades y debe estar preparado para servir en todo momento y soportar las circunstancias más difíciles. Mientras va a la guerra, un soldado no busca su comodidad y lo que ama. Debe obedecer su tiempo y energía a las órdenes de sus superiores.

En cambio, en la Biblia Pablo señaló en su carta a los Efesios, que el soldado cristiano no lucha contra sangre y carne. Si no frente a 'las huestes de los malos espíritus en los lugares celestiales'. Por lo tanto, el arma necesaria para esta guerra no puede obtenerse de fuentes mundanas, sino que debe venir de Jehová.

Subir