Laadán significado bíblico

laadan

Definición. El significado bíblico de Laadán, es nombre de diversos personajes del antiguo testamento. Tal término nos viene dado del hebreo Ladân que en español se traduce como opuesto en orden o aquel que devora.

En primer lugar, tenemos que Laadán fue parte de la ascendencia de Josué y en el libro de las Crónicas se le menciona junto con Amiud y Elisama.

Sabemos que a este personaje el Señor le encomendó una misión bastante relevante. Ya que, tuvo que liderar al pueblo de Israel en su salida de Egipto hacia la tierra prometida.

En la cual, fluía abundante leche y miel. Por ende, los hijos de Jacob nunca más volverían a sufrir los maltratos por parte de los egipcios. Convirtiéndose, de este modo, en seres libres que buscaran refugio y paz espiritual de la mano de Jehová.

Así pues, podemos intuir que Josué, como pariente de Laadán, le dejó diversas enseñanzas y valores morales. Entre los cuales, sobresale la responsabilidad, la valentía y la tenacidad.

Recordemos que, él dirigió a los hijos de Israel en la conquista de la tierra prometida. También, fue uno de los que supervisó el territorio en el cual habitarían.

Sin dejar de lado, que ayudó en la organización de las doce tribus de Israel. En donde, Laadán formó parte de acuerdo a los jefes de familia que integraban cada una de ellas. Tanto él como Josué, fueron líderes importantes que cumplieron con los estatutos del Señor durante sus vidas.

Laadán como líder de la división de los levitas gersonitas

Por otro lado, tenemos que Laadán formó parte importante del grupo de los levitas. Pues, fue el primer hijo de Gersón y se convirtió en uno de sus líderes más relevantes.

La razón es que, cuando se realizaron estatuas para adorar a otras deidades, ellos no estuvieron de acuerdo.

De tal modo, Laadán y los levitas obedecieron las palabras de Jehová en todo momento y es por eso, que él los designó para que se encargaran de las funciones sagradas.

Entre las que, debían estar pendientes de lo concerniente al santuario. Así como, de trasladar los objetos que le conformaban.

Tengamos en cuenta que Laadán y los levitas tenían una línea sanguínea con Jacob, quien era el padre de Gersón, pero también de Merari y Coat.

A partir de estos tres personajes, se dio paso a la creación de familias fieles al servicio de Dios. Sobresaliendo así, diversos sacerdotes que trabajaron en la iglesia del Altísimo.

Subir