Hermes significado bíblico

hermes

Definición. El significado bíblico de Hermes, tiene que ver con un cristiano que se encuentra reunido en Lacaonia con varios de sus hermanos mientras el apóstol Pablo le envía saludos.

A su vez, se dice que cuando Pablo estaba en la ciudad de Listra, las personas se acercaron a presenciar los milagros que allí realizaba y comenzaron a llamarlo a gritos Hermes. Ya que, consideraban su obra prodigiosa y era él quien dirigía la palabra como si los mismos dioses estuvieran sobre la tierra en forma de hombres.

Este suceso se debe, a que los habitantes de la ciudad acostumbraban a escuchar leyendas en donde se destacaba la figura tanto de Zeus como de Hermes. Los actos heroicos que los demás relataban, los hacían pensar que tal vez los misionarios tuvieran que ver con tales personajes de culto.

Sin embargo, el apóstol Pablo dijo que él no se consideraba como el patrono de los oradores y que era un hombre común y corriente.

Afirmó que solo existe un Dios verdadero e invitó a los habitantes de Listra para que lo adorasen y se convirtieran al cristianismo cuanto antes. Todo ello, sin necesidad de recurrir a figuras paganas o cosas vanas como los toros que solían sacrificarse en aquella época.

Hermes como personaje de la mitología griega

Por otra parte, el nombre de Hermes es procedente del latín Mercurios y se le conoce como a un Dios griego que era vocero y mensajero de los demás dioses del Olimpo. Asimismo, se relata que fue hijo de Zeus y de la ninfa Maya y que los romanos le decían Mercurio.

Por lo general, se le representa con un sombrero con alas, un par de sandalias y un caduceo que sostiene con su mano, decorado con serpientes. También, se dice que se encargaba de guiar a los muertos en su descenso hacia el inframundo.

Así como, se sabe que era el Dios de los ladrones, los atletas, los comerciantes y los caminantes porque el día en que nació, se escapó del vientre de su madre para robar el ganado de Apolo. A partir de esta leyenda y de sus habilidades innatas, varias personas le pedían por protección divina debido a su astucia ante las situaciones imprevistas.

No obstante, la figura de Hermes también se caracterizó por sus poderes que influían en el buen descanso y en el sueño de los hombres.

Subir