Hadad significado bíblico

hadad

Definición. El significado bíblico de Hadad es 'poderoso'. En las Sagradas Escrituras esta palabra se refiere a varios personajes de la antigüedad, que incluyen tanto personas como a deidades. Además, estas van desde gente poco conocida hasta miembros de la realeza.

Primera referencia: Hadad nieto de Abrahán

Esta se refiere a unos de los doce hijos que vinieron de Ismael, el descendiente que Abrahán tuvo con Agar, su concubina. A este respecto es interesante mencionar cómo se llegó a esta situación. Y es que la esposa del patriarca, Sara, no podía concebir hijos, le pidió a su cónyuge que se acostara con su sirvienta para así tener descendencia de ella.

Sin embargo, una vez que esta tuvo un hijo, se creía superior a su ama, por lo que Sara la expulsó. Estando en el desierto, Agar se encuentra con un ángel enviado por Dios, que le promete que tendrá una descendencia muy grande, y así se cumple gracias a Ismael.

Segunda referencia: Deidad de los sirios

Esta otra alusión a Hadad es a un Dios de la antigua Siria, al cual se le relaciona con Rimón. Según algunos textos religiosos, este era el señor del cielo, y gobernaba la lluvia; por ende, también las cosechas y la fertilidad. Es interesante comentar que algunos monarcas tenían variantes de este nombre: Ben-Hadad, Hadadézer y Hadadrimón.

Otras alusiones a Hadad: Edomitas

Al hablar de algunos personajes de Edom se pueden mencionar a personas de linaje real. El primero era un príncipe, sucesor del trono tras la muerte del rey Husam. Según parece indicar la Biblia, este derrotó a los madianitas en uno de los campos de Moab. Posterior a esta hazaña hizo de Avit su propia capital.

Otra referencia era un rey que tuvo por esposa a Mehetabel. El nombre de la ciudad en la que gobernó era Paú, y fue sucesor de Baal-hanán. En un lugar de la Biblia se le conoce como 'Hadar'. Es muy probable que esto se deba a un error de transcripción, ya que los caracteres 'r' y 'd' son muy similares en hebreo.

La última mención es de una persona de ascendencia real, el cual hizo mucho daño a Israel durante el reinado de Salomón. Este escapó a Egipto de una matanza que ocurrió en Edom cuando era niño. Allí recibió muchos honores por parte del faraón. Con el tiempo, regresó a su país natal y se volvió un opositor de Salomón.

Subir