Ismael significado bíblico

ismael y agar

Definición. El significado bíblico de Ismael es el nombre de uno de los hijos de Abraham. Es el fruto de este hombre con su segunda esposa, Agar quien era una sierva egipcia de Sara.

Su concepción se dio por el profeta cuando buscaba cumplir la promesa que Dios le hizo. Por lo que, como pensaba que Sara no podría dar a luz a tan avanzada edad, se dejó cegar por sus deseos.

Vídeo sobre el significado bíblico de Ismael

Primeros pasos de Ismael

El término Ismael en la Biblia se usa para hablar del muchacho y su historia. Contaba con trece años de edad cuando nació su medio hermano Isaac, aquel que se prometió a la pareja. Estos no tuvieron buena relación, pues prefirieron a Isaac.

Durante la celebración de la fiesta del destete del niño, Ismael comenzó a burlarse del heredero de la promesa. Las mofas fueron un escándalo, ya que no era normal que un bastardo despreciara en público al descendiente natural.

El mal comportamiento mostrado en la reunión conllevó a que se expulsara a Ismael y a su madre. De tal modo que los enviaron al desierto de Beerseba, en el cual tenían solo un poco de agua para beber. Por lo tanto, casi morían de sed.

Sin embargo, un ángel del creador llegó donde se encontraban los desterrados y guio a la mujer hasta un poso. Allí pudieron saciar sus necesidades y se salvaron de la muerte.

Después de estos sucesos, llegaron a Parán, un lugar que se encontraba al sur de Canaán. En donde Ismael creció y se dedicó a la arquería. Con la cual podía cazar para mantenerse, así como también con el objetivo de vender animales a otros.

Adultez y posteridad de Ismael

Cuando creció, encontró a una chica egipcia con la cual se desposó. Con ella pudo llevar a cabo otro ofrecimiento que el señor de los cielos le hizo a su padre. Pues, le dijo que de Ismael saldrían príncipes del mundo.

De igual manera, la criatura celestial animó al devastado Joven al decirle que tendría muchos vástagos. Así pues, engendró a 12 mozos, los cuales, en el futuro, serían los ismaelitas. También tuvo una hija, la que sería la esposa de Esaú.

Cuando Abraham falleció, Ismael volvió a sus tierras sin peleas. Puesto que tenía el objetivo de participar en el entierro de su progenitor. Pablo menciona el encuentro entre los parientes en una alegoría. Tuvo una vida longeva, porque alcanzó las 137 primaveras.

Subir