Edomitas significado bíblico

edomitas

Definición. El significado bíblico de edomitas es descendientes de Edom. Este era un apodo que se le atribuyó a Esaú, el hijo mayor de Isaac y hermano gemelo de Jacob. El término Edom se relaciona con el color rojo, por dos razones importantes. Una de ellas era que Esaú tenía el cabello con esa tonalidad y la otra, que vendió los derechos de primogenitura por un guisado rojo.

¿Quiénes eran los edomitas?

Este era un pueblo de raza semita, aunque con una herencia considerable de origen camita. La razón de esto, es que dos de las esposas de Esaú eran cananeas (descendientes de Cam) y la otra venía de la familia de Ismael (hijo de Abraham). Después que Edom vendiera el derecho de recibir la herencia de su padre, este se molestó con su hermano.

Esaú se estableció en la región de Hebrón, el cual era una zona fértil. No obstante, poco a poco se fue separando de este sitio y apoderándose de Seír. No fue hasta que su padre murió, que se mudó por completo. Además, armó a un grupo de unos 400 hombres para vivir de su espada.

Los edomitas, al igual que otros pueblos, tenían relaciones familiares con los israelitas. Por eso, en algunos pasajes bíblicos se les llama ‘hermanos de Israel’. Cuando el pueblo de Dios marchaba por el desierto, tuvo que respetar los territorios de que se les había concedido a los descendientes de Edom.

¿Quién presidía a los edomitas?

En un inicio los edomitas tenían jeques que se encargaban de imponer las reglas de convivencia; sin embargo, con el tiempo se prepararon para un reino. Los candidatos que podían asumir el mando, no eran por herencia familiar, sino que ascendía de las tribus dominadas por los jeques. Esta organización se diferenciaba con la de Israel.

Algunos estudiosos opinan que Job era Jobab, un rey edomita. Incluso argumentan que en Lamentaciones 4:21 menciona que los edomitas vivían en la región de UZ. Sin embargo, ese libro se escribió mucho tiempo después de que Job murió. Por eso, se concluye que en realidad en ese versículo se hace referencia a ese lugar como una extensión de la tierra de Edom.

Es probable que uno de los amigos de Job que lo visitaron para criticarlo y desconsolarlo, fuera un descendiente de los edomitas. Este hombre, que se hacía llamar amigo de él, solo logró angustiarlo con palabras insensatas, que agrandaron las penas de Job.

Subir