Gayo significado bíblico

gayo

Definición. El significado bíblico de Gayo es hombre de terreno. Después que el Mesías estuvo en la tierra, se mencionan a varias personas que tenían este nombre y que sirvieron con fidelidad a la congregación. Incluso ayudaron a muchos a conocer la verdad y hacerse cristianos, aumentando el número de discípulos.

¿Por qué Gayo y Aristarco entraron a la fuerza en el teatro de Éfeso?

Mientras Pablo se encontraba en su tercer viaje misional, iba acompañado de ciertos hombres llamados Gayo y Aristarco. Junto les hablaron a los habitantes de la ciudad y apelaron a su deseo de adorar a Dios. Así que, los ayudaron a dejar sus prácticas idolátricas, lo que incluía quemar sus libros e imágenes costosas.

Esta situación causó un desagradó muy grande entre los artesanos, en especial en Demetrio el platero. Su negocio dependía de las compras de los adoradores de Artemis. Como el grupo de creyentes en esta deidad bajaban, él instigó a otros a asesinar a Pablo, Gayo y Aristarco. Los dos últimos, se les introdujo con fuerza a la edificación.

El apóstol quería seguir a sus amigos, pero no lo dejaron entrar. El alboroto duró unas cuantas horas, hasta que el registrador principal de la ciudad consiguió calmar los ánimos. Más adelante, se vuelve a mencionar a un hombre llamado Gayo. Aunque se indica que era un cristiano de Derbe, al parecer es el que estaba en Éfeso.

Este era macedonio de nacimiento, pero con su residencia en Derbe. Él y otros seis compañeros andaban con el apóstol en su última gira misional. Estos siete hombres se separaron de él para ir a Troas, donde lo iban a esperar.

¿A qué otro Gayo conocían Pablo y Juan?

En la ciudad de Corintio se formó una congregación de cristianos en el siglo I. En su carta a los Romanos, el apóstol mencionó que Gayo lo estaba hospedando en su hogar. Por lo que le demostraba amor y hospitalidad.

Estas cualidades no solo las ejercía con este siervo, sino con el resto de los hermanos del grupo. Se presume que en su casa se hacían las reuniones de la congregación de Corintio. Esto da a entender que este hombre vivía en ese lugar y al parecer el mismo Pablo lo había bautizado.

Por otro lado, Juan en su tercera carta la dirigió a Gayo. Este hermano en la fe, se le encomia por ser un cristiano ejemplar y por su fiel trabajo. Además, su hospitalidad era una de sus cualidades más evidente.

Subir