Golondrina significado bíblico

golondrina

Definición. El significado bíblico de golondrina, se refiere a un vocablo hebreo: deróhr, que traducida, quiere decir, libertad. Eruditos señalan que la expresión alude al vuelo y movimiento libre y elegante de esta ave.

Descripción de las golondrinas

Es un tipo de ave muy pequeña, pero de grandes y potentes alas. Su cola es ahorquillada. El vuelo de la golondrina es veloz y con estilo. De allí que muchos digan que es elegante. Ellas recorren grandes distancias cuando emigran. Sus trinos y gorjeos son agradables al oído. Por eso, a muchos les gusta el canto de ellas.

Estas aves construyen sus nidos como una taza con bolas de fango. Se pueden observar debajo de los aleros de las casas o edificios. En tiempos bíblicos, elaboraban sus nidos en el templo de Jerusalén. Y hoy día, lo hacen en los santuarios y las iglesias que hay en la nación de Israel. El historiador Josefo, señaló que en los días de Herodes, se colocaron púas de oro, muy puntiagudas.

De ese modo, evitar que ellas, se posaran en ese lugar y anidaran allí. Muchos especialistas comentan, que las golondrinas son numerosas en Palestina. Sobre todo las de especie común. Unas, migran desde África meridional en épocas de invierno, y se anidan en Palestina. Otras, durante la primavera y el otoño, pasan cerca de ese país.

Uso de la expresión golondrina en la Biblia

En las escrituras hay pasajes donde se mencionan estas aves. Pero en algunos asuntos, se emplea al hacer comparaciones. Uno, en el libro de los salmos. Allí se cita el término para relacionar la casa de Jehová como un refugio seguro. Al decir, estas aves hacen su nido en el santuario para sus polluelos.

También relacionó la estadía de ellas en el templo, al deseo de permanecer en los patios del tabernáculo por más tiempo. Por otra parte, se utiliza la expresión en las ilustraciones. Se asocia el motivo del ave cuando huye a otro sitio, a la invocación de mal. Ambas tienen una razón. En otras traducciones se vierte el sentido de estos relatos.

Por ejemplo, alegan que la maldad no logra su propósito, así como el revoloteo incansable de la golondrina. Pero el contexto del texto aclara la ilustración. Da a entender el vuelo alto del ave tiene una causa, asimismo, el mal cuando le cae al que es estúpido. Este, por su proceder insensato, toma malas decisiones y no le va bien.

Subir