Brega significado bíblico

brega

Definición. El significado bíblico de brega, es acción o efecto de bregar. Esta palabra, de origen hebreo, tiene relación directa con la raíz pathal y se emplea para definir las situaciones complejas, de lucha o contienda que deben enfrentar las personas.

Ya desde los tiempos bíblicos, la palabra brega aparece numerosas veces en las sagradas escrituras. Por ejemplo, se dice que Jacob tuvo una lucha con un ángel en su camino de vuelta a casa en Canaan y que bregó con el fin de librarse de la situación.

Más adelante, el término brega se usó con la finalidad de describir cualquier tipo de pelea de estos personajes que luego se plasmó en los episodios bíblicos.

Brega y el conflicto espiritual

En la Biblia, el concepto de brega o lucha, se da entre el bien y el mal. Puesto que, existe el conflicto del creyente entre lo que es correcto y los poderes del mal que le atormentan. Todas estas anécdotas aparecen en el libro de Job y también se habla sobre ellas con las enseñanzas del maestro Jesús.

Como seres humanos, estamos tentados a una guerra espiritual en donde sobresale el pecado, la brega con el mundo y la figura del diablo. Juan 5:18, nos dice que 'El que nació de Dios, no se encuentra en pecado: Jesucristo, que nació del Padre, lo protege, y el maligno no llega a tocarlo.' Sin embargo, esto no quiere decir que no se presenten desafíos opuestos al reino de los cielos.

La brega y el conflicto espiritual, no es contra el prójimo, sino contra los poderes del mal, las tinieblas y las fuerzas inicuas que dominan el mundo. Desde que Adán y Eva pecaron ante los ojos de Dios en el paraíso, presenciamos la perversión, la guerra y todos los males que encauzan el buen curso de las acciones de amor hacia Dios.

Brega como desafío actual

En nuestros días, hay que esforzarnos por llevar una vida equilibrada y sencilla en la que no debamos emplear la palabra brega de manera constante. Ya que, a pesar de tener diversas responsabilidades, es importante mantener la calma y el equilibrio.

Por su parte, no debemos bregar para ser fieles ante los ojos de Dios, el camino espiritual no se ve como una carga. Jesús nos dijo que, nos alejáramos de las cargas y de los bienes materiales con el fin de buscar el reino de Dios. Por lo general, las cosas suelen complicarnos la vida y descarriarnos del camino.

Subir