Boaz significado bíblico

boaz

Definición. El significado bíblico de Boaz es agilidad, fuerza o firmeza. Fue un terrateniente importante en la tierra de Belén. Pertenecía a la tribu de Judá. Su padre se llamó Salmón y su madre era la valiente Rahab. Esta extranjera se unió y ayudo al pueblo de Israel en la invasión a Jericó.

¿Cómo se conocieron Rut y Boaz?

Elimélec, se casó con Noemí. Ambos tuvieron dos hijos. En aquel tiempo, el país atravesó una gran hambruna, que obligó a esta familia a mudarse a Moab. Aunque reconocían que estaban en una tierra extranjera que no adoraba a Dios, querían buscar un mejor lugar para alimentar a sus descendientes.

Cuando sus hijos crecieron, se casaron con dos moabitas: Rut y Orpá. Con el tiempo, Elimélec y sus muchachos murieron, dejando viuda a las tres mujeres. Noemí decidió volver a su tierra. Se sentía amargada y triste porque iba con las manos vacías. Sus nueras querían acompañarles, pero ella las despidió a la casa de sus padres.

Orpá regresó a su hogar. Sin embargo, Rut insistió en seguirla a donde quiera que ella fuera. Cuando llegaron a Israel, estas no tenían ninguna manera de ganarse el pan. Así que Rut le pidió permiso a su suegra de ir a la rebusca para conseguir algo que comer. En eso, ella encontró a la cosecha de Boaz y se quedó a recoger todo lo que hombres iban dejando.

Cuando Boaz llegó al sitio y vio a la joven, preguntó quién era ella. Los jornaleros les dijeron que se trataba de la nuera de Noemí, la esposa de un pariente de él, y que ambas eran viudas. Por eso, él la llamó y le dijo que podía participar en la rebusca todo el tiempo que quisiera.

¿Cómo se las arregló Rut para casarse con Boaz?

Este hombre quedó admirado por la lealtad que la mujer tenía con Noemí. Cuando Rut le contó a su suegra lo sucedido, ella vio la solución a sus problemas. Por eso, le explicó a la joven que según la ley que Dios les dio a los israelitas, él podía recomprarla.

Así que, para llamar su atención, al terminar la siega, ella debía acostarse a sus pies y descubrirlos. Cuando Boaz se despertó, la mujer le pidió que recomprara la posesión de su suegro, celebrando el matrimonio de levirato o cuñado.

De esa manera, Rut reemplazaba a Noemí, quien ya no podía tener hijos. La mañana siguiente, el hombre convocó a los parientes más cercanos delante de los ancianos. Este no quiso cumplir con la disposición divina, por lo que Boaz asumió con prontitud esta responsabilidad.

Subir