Azur significado bíblico

azur

Definición. El significado bíblico de Azur, se relaciona con el nacimiento de uno de los bisnietos de Judá. Su concepción se llevó por medio de Abías, quien era su madre y la mujer de Hezrón.

A Azur se le consideró el padre de Tecoa, una ciudad situada en las montañas de Judá, muy cercana a Jerusalén. La cual, se fortificó de la mano de Roboam y cuya aldea acogió a diversos personajes bíblicos. Durante su paso por la tierra, se sabe que estrechó profundos vínculos con Naara y Hela.

Por otra parte, se destaca la figura de Azur como el padre del falso profeta conocido con el nombre de Hananías. Quien provenía de Gabaón y estaba en desacuerdo con otro de los más antiguos y famosos del Viejo Testamento, al que llamaban Jeremías. Y que a la vez, formó parte importante de una familia de sacerdotes de Judá.

El hijo de Azur, decía que Dios le devolvería a Jerusalén los utensilios de la casa de Jehová que se robaron los caldeos. Además, anunció otras nuevas que tenían que ver con su yugo y con la liberación del pueblo. Sin embargo, Jeremías lo desmintió y alegó que se trataba de un falso profeta cuya muerte se dio dos meses más tarde.

Azur y el pacto de Nehemías

En el Antiguo Testamento, sobresale Azur como el hijo de un perfumero que contribuyó en la reconstrucción del famoso muro y que firmó el pacto. Puesto que, en esos tiempos existió una misión cuyo propósito consistió en edificar las murallas de Jerusalén para darle mayor relevancia a la vida religiosa de los pobladores.

En el libro de Nehemías se mencionan varias veces el nombre de Azur y se da a conocer el interés en participar en el pacto. Además, se sabe que fue un hombre fuerte, independiente y con suma confianza en las promesas del Padre Celestial. Su sagacidad y persistencia en la oración, lo convirtieron en una persona justa, religiosa y sabia.

En cuanto al pacto de Nehemías con el que Azur se comprometió, podemos decir que se trataba de establecer una relación estrecha entre Jehová y el pueblo de los israelitas. Con lo cual, se garantizaba la fidelidad del Padre hacia sus hijos y sus múltiples bendiciones.

Mientras que, cuando sucedían calamidades o eventos negativos a los hombres, era porque no se estaban cumpliendo los estatutos del pacto como se estableció en un inicio.

Subir