Ater significado bíblico

ater

Definición. El significado bíblico de Ater, es nombre que les perteneció a varios personajes que aparecen en las sagradas escrituras. Dicho término proviene del antiguo hebreo têr que se traduce en español como aquello que se cierra, tuerce o es manco.

En primer lugar, tenemos que Ater fue un descendiente de Ezequías que vivió en la época en la que se exilió a diversas familias.

Vídeo sobre el significado bíblico de Ater

https://www.youtube.com/watch?v=_I3MArpDvyk

Sus registros se muestran más que todo en el libro de Esdras y en el de Nehemías. Y en ambos, se hace referencia a un grupo de noventa y ocho hombres.

Asimismo, algunos estudiosos de la Biblia piensan que Ater tuvo que ver con la familia real. Pues, de ellos se sabe que 98 varones regresaron su paso a Babilonia al lado de Zorobabel.

A la par, es posible que los representara y que firmara el pacto de Nehemías para dejar constancia de sus actos.

Ater y los porteros

Por otra parte, tenemos que Ater acató el liderazgo de una familia de porteros que también estuvo en el exilio y retornó de Babilonia.

Pues, en un texto escrito por Esdras se nos indica que volvió con los hijos de Salum, Talmón, Acub, Hatita y Sobai. Razón por la cual, se registraron entre todos ellos a un total de ciento treinta y nueve.

De hecho, en los escritos de Nehemías también se hace referencia a un grupo grande de porteros encabezado por Ater. Es muy probable que este hombre demostrara una gran determinación en su trabajo y gracias a ello, le tuvieran alta estima.

Ater y la firma del pacto

Ahora bien, el nombre Ater fue parte de uno de los principales que al lado de Nehemías, firmó el pacto. Se le menciona con Azur. Acontece que en los tiempos antiguos, el pueblo de Israel enfrentó un periodo en el que no eran obedientes al Señor.

La razón es que, cuando sucedió el exilio en el desierto, algunas personas se sintieron abandonadas por Dios y de tal manera, comenzaron a desafiarles. Sin embargo, Jehová permanecía fiel y esto podemos constatarlo a través de los escritos bíblicos.

Pues, el Altísimo quería lavar el espíritu de los hombres por medio de la fe y gracias a ello, quienes se oponían comenzaron a comprenderle.

Siendo Ater uno de ellos, se unió para renovar la relación y firmó un pacto en el que se plasmaba la fidelidad que tendrían a partir de ese día.

Subir